¿Perros “high drive” o demasiada excitación?

alt="perros high drive"

Perros con high drive, perros de alto impulso o simplemente super perros. Términos diferentes pero que representan lo mismo: perros ideales para el trabajo.

Para la mayoría de los guías de perros detectores la selección del perro supone un alto porcentaje del éxito en el trabajo final. Sin esos impulsos poco podemos hacer para obtener la atención del perro y, aunque lo trabajemos, nunca llegaremos a obtener el nivel deseado y necesario para desempeñar determinadas tareas, en determinadas circunstancias.

alt="perros high drive"

Para las disciplinas de detección, especialmente las que requieren un alto rendimiento físico, se suelen buscar perros con altos niveles de caza, presa, lúdico, perros que sean vitales, llenos de energía. De hecho, muchos perros de trabajo provienen de hogares donde no pueden hacerse con ellos porque no son capaces de canalizar esa energía y esos altos niveles de impulso.

Sin embargo, son precisamente esos niveles los que necesitamos para el futuro perro de trabajo. De hecho, cuanto más altos sean, más facilidad tendrán para ser entrenados.

Pero cuidado, para que todas esas capacidades se canalicen bien es necesario saber lo que se tiene entre manos y cómo hay que trabajarlo. Un perro high drive sin control puede convertirse fácilmente en una fuente de problemas para su guía y los que le rodean.

Sea la disciplina que sea, no podemos tener entre manos un animal con ese potencial sin estar capacitados para controlarlo y dirigirlo correctamente a nuestro objetivo.

alt="perros high drive"

Por otro lado, es importante no confundir high drive con excitación. Un perro con high drive no tiene por qué mostrar una excitación exagerada. Esa excitación puede venir fácilmente acompañada de niveles de estrés o ansiedad no deseados para el trabajo.

No necesitamos perros que se vuelvan locos en las esperas, antes o durante el trabajo, de hecho ésto no hace sino desgastar la energía del animal innecesariamente. Además, cuanto más excitado esté el perro, más difícil será que se concentre en la tarea que tiene que desempeñar.

Un perro con un altísimo nivel de impulsos puede estar perfectamente tranquilo frente a potentes estímulos que le llamen la atención y es capaz de realizar su trabajo de forma controlada, de principio a fin, siempre que haya recibido el entrenamiento adecuado.

alt="perros high drive"

Los errores suelen llegar al no tener el guía la formación necesaria para saber manejar cualquier situación con su perro y, en demasiadas ocasiones, se cree que a todos los perros se les entrena de la misma forma, en los mismos tiempos, con los mismos métodos.  Hay que saber valorar la motivación intrínseca del individuo, sus impulsos, sus capacidades, sus tiempos y sus necesidades. Si no somos capaces de percibirlo, tendremos problemas antes o después.

Seleccionemos y entrenemos a los perros detectores desde el conocimiento. Queremos perros con high drive, sí. Pero equilibrados.

© PerrosdeBusqueda

¿Te ha gustado? ¡Compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: