Perros que buscan cadáveres y restos humanos: la base científica

La especialidad de búsqueda de cadáveres y restos humanos con perros no hace mucho tiempo que se conoce en España. Por eso, aún hay bastantes lagunas al respecto. Pero en realidad hay una base científica muy amplia

base científica

La búsqueda de cadáveres y restos humanos con perros a veces genera controversia en cuanto a las teorías que sustentan las bases de esta disciplina. ¿Cuánto tiempo tarda en aparecer el olor de cadáver? ¿Un perro de vivos puede encontrar un cadáver? ¿En escombros puede trabajar un perro dual de vivos y cadáveres? ¿Qué huelen realmente los perros? Son muchas las preguntas y dudas que se plantean en torno a este tipo de búsqueda. Muchas ya tienen respuesta.

Para empezar debemos tener en cuenta que, si bien en España no es una especialidad aún demasiado conocida, en otros países llevan ya muchas décadas especializándose en ello. Universidades y centros especializados en detección con perros llevan a cabo numerosos estudios para encontrar respuesta a estas preguntas.

Y gracias a eso, actualmente contamos con una amplia base científica para poder entender mejor los procesos de la descomposición y cómo afectan al olfato canino.

¿Cuánto tiempo tarda en aparecer el olor del cadáver?
¿Un perro de vivos encontraría un cadáver?
¿Es eficaz un perro de vivos y cadáveres?
¿Qué buscan realmente los perros?

Los equipos caninos, ¿mejor entrenar con material real?

Para el entrenamiento de los perros de búsqueda de cadáveres lo ideal sería utilizar material real. Pero, dada la dificultad y a veces imposibilidad por cuestiones legales, se utilizan otras opciones. Los pseudos olores o incluso cadáver de cerdo.

Y sobre esto hay muchas teorías. Para la mayoría, los pseudos pueden ser útiles para comenzar a entrenar pero llega un momento en el que se hace necesario utilizar material real. En caso contrario, podría ocurrir -y muchos aseguran que ocurre- que el perro no alerte cuando en un caso real localice un cadáver o un resto humano.

En cuanto a utilizar cerdo, también aquí hay diferencia de opiniones. Muchos aseguran que es perfectamente posible, dado el gran parecido entre el cadáver de un cerdo y de un humano. Y la ciencia también ha hecho su trabajo en este campo.

En 2016 se investigó sobre componentes únicos entre cerdo y humano. Dos años más tarde, se concluía que el olor no es el mismo. Y que esta diferencia podría suponer un problema a la hora de localizar un cadáver humano en un caso real. Algo parecido a lo que ocurre con los pseudos.
Porque, una cosa es clara: un cerdo y un humano no huelen igual. Y si estamos siempre recalcando la maravillosa eficacia del olfato canino, perfectamente capaz de detectar y diferenciar olores, aún en las circunstancias más adversas, no deberíamos simplificar tanto su capacidad cuando hablamos de humanos y cerdos.

Por eso, es necesario encontrar la forma de que los equipos caninos entrenen con ese material real. En este artículo de agosto de 2018, profundizábamos en todas estas cuestiones.

Granjas de cadáveres

Para realizar los estudios de campo, en Estados Unidos existen lo que llamamos “granjas de cadáveres”. Lugares donde se entierran cuerpos humanos para ser estudiados, en diferentes posiciones y entornos, variando los factores que actúan en el proceso de la descomposición.

La idea es lograr un escenario perfecto y controlado para quienes estudian los procesos de la descomposición del cuerpo humano. Y en este apartado se incluyen los perros de búsqueda de cadáveres y restos humanos.

Con este mismo objetivo, el Academic Medical Center (ACM) de Amsterdam anunciaba en 2017 el nuevo proyecto de una granja de cadáveres. Aunque hasta la fecha no hay noticias de que el proyecto se llevase a cabo, es evidente la importancia de crear no una, sino varias de estas granjas y en distintos países.

Expertos señalan que hay muy buenas razones para abrir este tipo de instalaciones. Es muy importante la “geografía del crimen”, ya que la ecología y la climatología local ejercen una gran influencia en la velocidad y en el tipo de descomposición. Lo que se estudia en una granja en Tennessee, no es directamente extrapolable a otro lugar del mundo.

En estas granjas se estudian todos los procesos en cada una de las diferentes situaciones en las que se encuentra cada cuerpo, tanto si ha sido enterrado como si se encuentra en superficie.

En 2017 se anunció la apertura de una granja de 
cadáveres en Amsterdam pero hasta la fecha
no hemos tenido noticias

¿Y los estudios científicos?

Existen numerosos estudios en este campo y desde hace muchos años. Como decíamos al principio de este artículo, hay que tener en cuenta que en algunos países llevan décadas trabajando sobre ello. Y se trabaja conjuntamente con equipos caninos de detección para obtener datos que ayuden a aclarar conceptos sobre este trabajo. Gracias a este esfuerzo, hoy contamos con una gran cantidad de información.

Esta es una lista de algunos de estos estudios y artículos científicos en este campo, así como universidades y centros que realizan dichos estudios.

Estudios:


Detenemos aquí la lista porque es interminable. La cantidad de estudios en este campo puede resultar sorprendente pero estamos hablando de muchas décadas de trabajo e investigación. Y casi todo está a nuestro alcance, de forma gratuita. Sólo hace falta un traductor de inglés, en caso de no entender el idioma.

Y hay más literatura para las mentes curiosas:

Artículos:

Universidades y Centros:

Además de los estudios de experto en cada campo, se realizan colaboraciones con los equipos caninos especializados en búsqueda y detección, con el fin de lograr resultados enfocados a estos trabajos.


Libros:


Conclusión

Todo lo anterior es sólo una muestra de lo que se puede encontrar por Internet. Datos, teoría, pruebas, estudios… la lista de contenidos es inmensa. Y la mejor noticia es que continúa creciendo, continuamente.

Sin duda queda aún mucho por descubrir y hay muchas prácticas por realizar. Pero a día de hoy, con los datos que tenemos a nuestra disposición, ya podemos tener una idea bastante clara sobre muchas de las cuestiones que rodean el trabajo de un perro detector de cadáveres y restos humanos.

Y nosotros seguiremos trabajando en ello para aportar, como siempre, la mejor información a todos los que trabajan esta especialidad.

Nos gustaría saber tu opinión

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: