Los perros detectan el olor de un ataque epiléptico

Un nuevo estudio demuestra que los perros son capaces de detectar el olor de un ataque epiléptico, cuando se está produciendo. Pero ¿lo pueden anticipar?

ataque de epilepsia

Un equipo de investigadores de la Universidad de Rennes acaba de demostrar que los perros son capaces de detectar un determinado olor de un ataque epiléptico.

El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, augura nuevos hallazgos que puedan conducir a novedosos sistemas para poder predecir cuánto se va a producir un ataque epiléptico. Uno de ellos, como no, sería el olfato canino. Pero también podría ser utilizando una ‘nariz electrónica’ diseñada para captar ese determinado olor.

Para realizar el estudio, se entrenó a cinco perros para reconocer el olor del sudor de un paciente durante las convulsiones de un ataque epiléptico. A continuación se colocaron siete muestras de sudor tomadas de otros pacientes cuando estaban relajados, hacían ejercicio o sufrían una convulsión.

Dos de los perros señalizaron la muestra del sudor durante las convulsiones con un porcentaje de acierto del 66%. Los otros tres lo hicieron con un acierto del 100%. El estudio es concluyente. Así lo afirma Ameli Catalá, una de las responsables del estudio: «Los resultados son extremadamente claros y constituyen un primer paso hacia la identificación de un olor específico relacionado con las convulsiones».

ataque epiléptico

¿Pueden alertar antes de que ocurra el ataque?

La epilepsia es una enfermedad derivada de la interrupción de las señales eléctricas del cerebro, lo que provoca que el cuerpo convulsione. Pero aún se desconoce por qué se produce ese cambio de olor durante el ataque.

Catalá aclara que se requieren más investigaciones para poder identificar los compuestos específicos involucrados. Aunque se baraja la hipótesis de que la actividad eléctrica provoque la liberación de algunas neurohormonas que activan el olor relacionado con el estrés. Los nuevos hallazgos ayudarían significativamente a la hora de detectar episodios convulsivos o mejorar los sistemas de predicción.

Por ahora, el estudio sólo demuestra que el olor se produce durante las convulsiones. Pero se trata de un gran avance en el campo de la detección de los ataques de epilepsia. Y es posible que en el futuro se consiga la detección previa al ataque, si es que existe algún olor que indique su llegada. En caso de existir, los científicos los descubrirán y los perros lo olfatearán.

Si te ha gustado, compártelo. Como dijo el sabio: "El éxito reside en adquirir y compartir el conocimiento"

Nos gustaría saber tu opinión

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: