Perro policía sufre una sobredosis de heroína por accidente

Abbie sufrió una sobredosis de heroína cuando realizaba un registro rutinario en la cárcel en la que trabajaba

sobredosis de heroina

Abbie, una perra especializada en detección de narcóticos, sufrió por accidente una sobredosis de heroína durante un registro rutinario en una cárcel estadounidense. 

Abbie y su guía, Eliseo Ramos, estaban llevando a cabo una búsqueda rutinaria en la cárcel del Condado de Clackamas, en Oregon. Por error, Abbie olfateó una buena cantidad de heroina, introducida de contrabando y la señalizó. El contenedor en el que estaba la droga cayó de la mesa por accidente y Abbie esnifó la droga. Comenzó salivar, a jadear y parpadear rápidamente y su cabeza comenzó a temblar. 

Afortunadamente, un agente de la prisión administró inmediatamente a Abbie una dosis de Narcan para revertir la sobredosis. Este producto contiene nalaxone, un fármaco que revierte las sobredosis de opiáceos como la heroina, el fentanilo y el carfentanilo. Le fue administrada por la nariz para estabilizarla mientras la llevaban al veterinario.

Afortunadamente, a la mañana siguiente Abbie estaba perfectamente recuperada. Pero este accidente nos recuerda que hay que tener mucho cuidado con la exposición de los perros detectores a las drogas. Y siempre, estar preparados por si ocurriera un accidente como este. 

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: