Un policía dispara y mata a un perro que atacó a su K9

Un policía se ve obligado a disparar y mata a un perro que ataca a su agente canino durante una patrulla. AVISO: ¡¡¡Imágenes muy duras!!!

mata a un perro
El lamentable suceso ha ocurrido el pasado sábado en el Condado de Maricopa, Arizona (EEUU). Las imágenes grabadas con la cámara de otro agente muestran cómo un agente de policía se ve obligado a disparar a un perro que ataca a su agente canino.

En el vídeo, se observa cómo el agente camina por el barrio de Youngtown, acudiendo a un aviso en uno de los domicilios, que al parecer ya había llamado tres veces a la policía en los últimos dos meses.

La última llamada, realizada el sábado, alertaba a la policía de que uno de ocupantes de un domicilio en el que se escuchaban discusiones, había escapado por la parte de atrás de la casa. Dos agentes que acuden se dirigen a la zona, uno de ellos con Tarzan, el perro policía, que va atado.

Los agentes se acercan a la parte trasera de la casa, que tiene una valla. En el momento en el que el policía con el perro pasan junto a la valla, un perro -al parecer un Pit Bull-, comienza a ladrar y hace un intento de ir hacia ellos. Una mujer le llama e intenta sujetarlo pero el perro escapa y se dirige rápidamente hacia Tarzan, atacándole.

El perro muerde a Tarzan primero en el pecho y luego en la cara mientras el agente intenta separarle, gritándole y con su arma en la mano. Según informó después, cuando vio que el perro se enganchaba a la cara de Tarzan, sin dudarlo dispara tres veces al otro animal. El perro atacante cae al suelo y sufre convulsiones antes de morir.

La mujer entonces sale fuera de la casa gritando e insultando a los agentes.

Si no hay más remedio, hay que recurrir al uso de la fuerza

Tarzan sufrió graves heridas en la cara y en el pecho. En este momento hay una investigación pendiente para aclarar los hechos.

Según informan desde el departamento de policía, el uso de la fuerza por desgracia es necesario en algunas ocasiones. Se procura preservar la vida de toda la comunidad, incluidos los animales. Pero en el momento en el que la vida del agente canino está en peligro, el uso de la fuerza está justificado con el fin de detener el ataque. Lamentaron los hechos y comprendieron la desolación de los dueños del perro. Pero advirtieron que simplemente el hecho de haber tenido su patio bien vallado y seguro, se habría evitado esta tragedia.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies