Un perro especializado en restos biológicos, clave en un caso de homicidio en Rivas

Un perro especializado en restos biológicos ha sido pieza clave para lograr esclarecer un caso de homicidio de un joven desaparecido desde agosto en Rivas-Vaciamadrid

homicidio en RivasUna operación desarrollada por el Equipo de Policía Judicial de Rivas Vaciamadrid, apoyados por personal especializado del laboratorio de la Comandancia de Madrid y el Servicio Cinológico de la Guardia Civil, ha logrado esclarecer un caso de homicidio de un joven que había desaparecido desde agosto en Rivas Vaciamadrid.

Agentes de la Guardia Civil han procedido a la detención de 4 personas como presuntas autoras de un delito de homicidio y de encubrimiento de un ciudadano que se encontraba desaparecido desde el pasado mes de agosto en Rivas Vaciamadrid.

El pasado mes de octubre se recibía la denuncia de que un joven que residía entre Madrid y Rivas-Vaciamadrid había desaparecido. Las primeras investigaciones se orientaron a su localización, buscándole en diferentes centros sanitarios, administrativos y sociales sin llegar a localizarlo.

Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil comenzó a sospechar que podría tratarse de una desaparición forzada, por lo que se centro la investigación en su círculo más cercano y ahí se conoció la relación de la víctima con las drogas.

Los agentes iniciaron un análisis de perfiles de personas relacionadas con el consumo de sustancias estupefacientes que pudieran estar vinculadas con él. Fruto de ello, la Guardia Civil a localizó  J.C., vecino  de Rivas Vaciamadrid, que manifestó contrariedades en su declaración. Igualmente, en las declaraciones tomadas a otros posibles testigos investigados las versiones aportadas resultaron ser muy sospechosas.

El perro detectó restos humanos

Ante estos hechos, la Guardia Civil procedió al registro en el domicilio donde se sospechaba que había ocurrido el homicidio. Allí, un can especializado en restos biológicos marcó gran cantidad de restos (sangre) impregnados en ropas, muebles y varias estancias de la casa. Restos que se habrían intentado cubrir pintando la vivienda hasta en dos ocasiones, sin éxito.

A raíz de estos hallazgos se constató que el principal sospechoso habría acabado con la vida de A.P.C. en el interior del domicilio de Rivas y que su compañero de piso habría encubierto el delito, por lo que se procedió a la detención de estas dos personas.

Asimismo, los agentes pudieron determinar que el autor del homicidio había trasladado a un chalet de la localidad de Serracines (Madrid) varios de sus enseres poco tiempo antes del registro en el domicilio de Rivas Vaciamadrid, por lo que se procedió al registro de esta vivienda localizando multitud de efectos ensangrentados así como documentación relacionada con el hecho.

En la inspección ocular realizada en esta vivienda apareció una libreta con unas anotaciones relativas a una finca situada en El Pardo, sospechando los agentes que en este lugar podrían encontrase los restos mortales de A.P.C. Por tal motivo, se realizó un registro en dicha finca junto con el perro especializado en restos biológicos, logrando el can marcar diferentes muestras las cuales fueron recogidas para su posterior análisis.

Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil localizó a dos personas que podrían haber colaborado con el autor de los hechos para deshacerse del cuerpo,  siendo uno de ellos un vecino de Madrid conocido como “Paco el loco”, con multitud de antecedentes violentos por extorsión y lesiones, el cual llevaba viviendo con una identidad falsa, lo que dificultó enormemente su localización.

Un historial delictivo y un arsenal en su domicilio

Una vez localizada esta persona, se procedió a su detención  y al registro en su vivienda interviniéndose 12 armas cortas de fuego, 1 arma de avancarga, 1 pistola ballesta, gran cantidad de cartuchería metálica, numerosas armas blancas así como chalecos, grilletes y placas identificativas falsas de la Guardia Civil.

Posteriormente, se logró identificar y detener a la otra persona que realizó labores de vigilancia y trasladó supuestamente en su vehículo los restos de la víctima hasta la finca de El Pardo.

Tras las detenciones de todos los implicados, los agentes constataron que el autor material del homicidio con la ayuda de otras personas habrían quemado y tamizado el cuerpo previamente descuartizado al objeto de hacerlo desaparecer.

Los cuatro detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente que decretó el ingreso en prisión de los mismos. A los detenidos, se les atribuye los supuestos delitos de homicidio consumado, encubrimiento de homicidio, tenencia ilícita de armas, falsificación de documento público y usurpación de estado civil.

Las diligencias han sido instruidas por el Juzgado de Instrucción nº 4 de Arganda del Rey (Madrid).

Fuente: guardiacivil

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies