Abatido a tiros un perro de seguridad del aeropuerto de Auckland que había escapado

Grizz tenía 10 meses de edad y era un perro detector de explosivos del aeropuerto de Auckland. Su delito: escapar de su guía y no dejarse atrapar por el personal del aeropuerto

aeropuerto de AucklandGrizz, un perro de seguridad del aeropuerto de Auckland (Nueva Zelanda), de tan solo 10 meses de edad, escapó de las manos de su guía y salió corriendo por la zona exterior de la terminal.

Los esfuerzos del personal del aeropuerto para capturarlo fueron en vano. Durante 3 horas intentaron atraparle pero fue imposible y la situación se hizo insostenible para la compañía, ya que provocó la cancelación de 16 vuelos y un grave problema de seguridad para el aeropuerto. Había que tomar una decisión.

Matar o dormir

Finalmente, un tirador de la policía disparó y mató al perro. Ahora, muchas voces se alzan para denunciar esta decisión, ya que una pistola de dardos tranquilizantes habría bastado para solucionar el problema sin que Grizz hubiese perdido la vida.

Probablemente este lamentable episodio servirá para que otros aeropuertos se planteen este tipo de situaciones y utilicen dardos tranquilizantes para casos como este, ya que podría ser un perro de la propia seguridad del aeropuerto o también el perro de algún pasajero que pudiese escapar.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: