Muere Blanca, la super agente canina de la Policía Local de Girona

Ayer nos daban la triste noticia de que había fallecido Blanca, la magnífica perra detectora de la Policía Local de Girona. La inseparable compañera de Narcís

Blanca de la Policía Local de Girona

A Blanca la conocimos por su guía, Narcís y ha sido él mismo quien nos daba la triste noticia. Su adorada compañera, con la que inició la unidad canina de la Policía de Salt y con la que después obtuvo tantos éxitos en la Policía Local de Girona, había fallecido.

Blanca era de raza pastor alemán, tenía 11 años y estaba especializada en la detección de estupefacientes. Desde que era sólo una cachorrita ha estado al lado de Narcís. Juntos comenzaron en la Unidad Canina de Salt y en 2017 se incorporaron a la Policía local de Girona. Fue la primera perra policía de la ciudad pero por encima de todo, fue la inseparable compañera de Narcís.

Desde que comenzó a trabajar en 2012, su trayectoria fue espectacular. Junto a su guía, consiguieron levantar más de 5000 actas y 70 detenidos por posesión de droga. En 2018 Blanca recibió la Medalla al Mérito para Perros Policía, en como reconocimiento al trabajo realizado contra el consumo y tenencia de drogas en la vía pública. En agosto de 2019 se retiraba para dejar paso a Kira, una nueva agente canina.

Este viernes se realizará un acto en homenaje a Blanca. Y desde la Asociación de Guías Caninos Policías Locales de España, le han dedicado un precioso vídeo:

La despedida de su compañero humano

El vínculo que se genera entre un guía y su compañero canino muchas veces no se entiende ni se valora. Pero hay historias que nos muestran hasta qué punto esta relación es mucho más que un guía con un perro de trabajo, realizando una labor. Es un lazo invisible y es una amistad, entre humano y perro, que va más allá del compromiso laboral. Y cuando este vínculo es tan estrecho, la pérdida del canino genera un vacío que jamás será reemplazado por la llegada de otro. Cada uno ocupará un espacio especial en el corazón de su compañero humano.

Narcís, el guía de Blanca, ha dedicado ompañera canina fallecida:

11 de Marzo de 2020.

Mi fiel compañera Blanca nos ha dejado. Era mi niña…

Ella me enseño el significado de la palabra lealtad. Sin ella no sé dónde estaría a día de hoy porque desde el primer momento fue muy especial.

Recuerdo como comenzó nuestra historia. Me llamo mi gran amigo Paco Smith, me dijo que fuera a Barcelona; tenía una sorpresa para mí. Al cabo de unos días fui a verlo, me llevó con su perra Eva, había tenido siete cachorros. Me dijo: “elige uno”. Yo estaba alucinando, pensaba, cómo elijo… Entonces pegué un grito llamando a los cachorros, y el primero que vino me lo quedé. Ahí estaba ella, con sus patitas marrones y todo su cuerpecito negro.

Desde el primer momento me tenía alucinando, solo hacía destrozarlo todo y cagar. Parecía que tenía un cohete en el culo, no paraba quieta. En esos momentos estaba pasando un muy mal momento personal, y gracias a ella lo pude superar. Todavía me acuerdo, cuando estaba hecho polvo en el sofá, sin querer hacer nada, y ella me venía a morder la mano para que la sacara a pasear.

Así comenzamos y nunca más nos separamos. A los dos años de tenerla yo veía que tenía un gran potencial. Le pregunté a mi amigo Smith, si creía que podría servir como perra Policía. En unos días subió a Girona y mi Blanca superó el examen con creces.

A partir de ahí, tanto ella como yo nos empezamos a formar en la detección de sustancias. Realicé un proyecto para crear la Unidad Canina de Salt, poco a poco fue cogiendo forma. Con la ayuda de compañero Marc, sargento Vega y de la Regidora Anna Fuste, en un año la Canina de Salt estaba funcionando. Los resultados fueron espectaculares. Demostró que el compañero perfecto sí existía, era ella.

Me hizo volver a coger pasión por mi trabajo. Hubo momentos complicados en los que los propios compañeros no nos hacían el camino fácil, pero yo la miraba a ella y pensaba que valía la pena aguantar cualquier cosa por estar con ella trabajando.

En Salt acabó siendo famosa y amenazada de muerte por algún traficante. Fue una época dura pero a la vez espectacular. Me acuerdo que me iba a patrullar con ella sola por las calles de Salt y me sentía el policía más seguro del mundo. Sabía que teniéndola a mi lado estaba protegido, porque ella nunca me quitaba la mirada de encima.

Después nos fuimos a trabajar a Girona, y siguió igual, triunfando. Se ganó a toda la plantilla y el cariño de todos los niños y mayores.

Ha sido un sueño todo mi tiempo a su lado, podía estar las veinticuatro horas del día con mi mejor amiga. La que nunca tuvo un mal gesto hacía mí, lo único que quería era estar conmigo y hacerme feliz. Hemos pasamos días de playa espectaculares y de paseos eternos.

Solo puedo decir que hoy se ha muerto una parte de mí, pero sé que siempre me seguirá protegiendo. Y ahora estará jugando en el cielo con mi hijo Narcís, con mi padre y mi otro perro Jack.

Blanca solo han pasado unas horas y te echamos tanto de menos, lo siento tanto…

Nos gustaría saber tu opinión

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: