Los perros de trabajo también necesitan vacaciones

Los perros de búsqueda y detección y en general, los perros de trabajo, también necesitan vacaciones. Parte de la responsabilidad del guía es saber dosificar su actividad y darles descanso cuando sea necesario

Los perros necesitan vacaciones

Este año el verano llega en un momento muy especial y coincidiendo con la vuelta a la nueva normalidad. Después de tanto tiempo de confinamiento y sobre todo, después de tanto estrés generado por la situación tan complicada debido al coronavirus, toca relajarse y disfrutar…. y volver a trabajar.

Seguramente muchos han notado que, después de este parón, su perro ha vuelto con más ganas a la actividad que realizaba. Es lógico. Porque los perros de trabajo necesitan tomarse un respiro de cuando en cuando. Ellos también necesitan vacaciones. Y se podría decir que, a nivel general, es un tema bastante olvidado, tanto en disciplinas operativas como deportivas.

Lo decimos siempre: el entrenamiento de un perro de búsqueda y detección comienza desde que es un cachorro y termina cuando finaliza su vida operativa. Lógicamente no siempre es el mismo entrenamiento y varía según la fase en la que se encuentre. Es fundamental no bajar la guardia y mantener, siempre, un nivel de entrenamiento óptimo.

Pero eso no significa entrenar todos los días o sobreexponer al perro. En cualquier entrenamiento, de cualquier disciplina, hay una parte igual de importante que saber programar los entrenamientos: establecer descansos.

necesitan vacaciones

El descanso forma parte del entrenamiento

Hablamos mucho de ese nivel óptimo de entrenamiento. Preocupa no correr demasiado, no aburrir al perro, mantener una progresión adecuada. Sobre eso hay mucha información, es lo primero que se aprende con los perros de trabajo y lo que más se vigila. Pero a veces se olvida la otra parte importante: que los perros también necesitan vacaciones. Hay que darles un descanso de vez en cuando. A veces corto, a veces largo. Y no, no es humanización.

Esto es así, aunque el trabajo signifique un juego para ellos. Porque si bien ese ‘trabajo’ se realiza de forma que el perro asocia que lo que hace le reportará un premio/refuerzo/juguete , también es cierto que se ven sometidos a un alto nivel de exigencia. O, en ocasiones simplemente no nos damos cuenta de que tenemos al perro trabajando/jugando durante meses. Y que todo cansa, tanto física como mentalmente.

‘Una de nuestras obligaciones como guías es saber leer a nuestros perros
para poder apreciar cuándo necesitan vacaciones’

Cansancio físico

Por desgracia las lesiones no son ajenas a la competición ni a las disciplinas operativas. Una exposición continuada a nivel físico, sobre todo cuando son trabajos que requieren una ejecución rápida. O la repetición de ejercicios que requieren una determinada postura. Todo ello puede llevar a que se produzcan lesiones leves… y también graves.

Muchas veces la lesión grave se achaca a un accidente, a la mala suerte. Y es posible sí, pero también podría ser que la lesión ocurra por una exposición del animal a una determinada actividad sin el trabajo físico previo necesario o por sobreexposición.

La buena noticia es que hay formas de reducir el riesgo. Lo primero, realizar un entrenamiento también en el aspecto físico. Un perro de trabajo debe estar físicamente preparado para una gran actividad. El exceso de peso, la ausencia de ejercicio, son un riesgo futuro.

También es recomendable establecer unas rutinas pre y post trabajo. Calentar al perro antes de someterle a un ejercicio fuerte (sacarle del transportín y ponerle a trabajar no es la mejor forma de evitar una lesión).
Y, no menos importante, estirar después. Aquí hay mucho desconocimiento y no vendría mal tener más información, rutinas de estiramiento. Y sobre todo, desechar la arcaica idea de que los perros no necesitan nada de esto, como si fuesen máquinas.

logo PACBA perros detectores

Cansancio mental

Para que un perro trabaje bien es imprescindible que mantenga también un nivel mental óptimo. Y este es probablemente uno de los puntos más olvidados en el mundo de las especialidades caninas. O el menos comprendido.

El cansancio mental existe, también en el perro. Se podría pensar que ese cansancio se produce sólo cuando se cometen errores o porque se presiona al animal. O porque se trabaja con sistemas de refuerzo ‘más duros’.
Pero muchas veces, si no la mayoría, son consecuencia directa de un volumen excesivo de trabajo.

Aunque sea un juego, aunque utilicemos refuerzos positivos, aunque trabajemos a favor de instinto. Es un desgaste para el animal. Y por eso hay que aprender también a dosificar, no sólo las sesiones diarias, semanales. También hay que establecer periodos de descanso, más o menos prolongados, en los que el perro no realice su trabajo, su actividad deportiva.

De hecho, una de las causas directas de este descanso suele ser que el perro vuelve con más ganas, lo que repercute de forma positiva en la ejecución de su trabajo. Mejor actitud, mejor rendimiento. ¿y no es el objetivo, conseguir un mejor rendimiento?

Adopta un jubilado

Vacaciones no significa vaguear

El hecho de recomendar un descanso no significa que dejemos al perro en un chenil o en el sofá de casa, sin nada que hacer. Y de hecho, por las mismas razones expuestas en el aspecto físico, no es recomendable detener toda actividad con el perro. Es suficiente con cambiar la actividad.

Y existen multitud de actividades que podemos hacer con nuestro perro, más allá de su especialidad:

Caminar

Es una actividad tranquila en la que además de ejercitar físicamente al perro, se trabaja el vínculo y la colaboración humana, a veces descuidada si nos hemos centrado sólo en sacar al perro del transportín, trabajar, vuelta al transportín y al chenil/sofá.

Nadar

Recomendable 100%. Ejercicio amable con sus articulaciones y siempre gratificante. A no ser, claro, que al perro no le entusiasme entrar al agua. Pero aquí entra el trabajo de un buen guía para saber cómo convertir esta actividad en algo lúdico o evitarlo si no es gratificante para el animal.
Y se puede nadar con el perro o se puede hacer nadar al perro, hay que encontrar la mejor forma.

‘Cuando el descanso es el adecuado, hay mejor actitud, mejor rendimiento.
¿Y no es el objetivo, conseguir un mejor rendimiento?’

Correr, nordic-walk, cani-cross

Con este tipo de actividades hay que tener cuidado, ya que van a exigir más esfuerzo físico. Y como todo, hacerlo en su justa medida y con un avance progresivo. Aunque sea un perro de agility, si nunca hemos hecho cani-cross, podríamos tener problemas. Aunque sea un perro de trabajo, montarnos en una bici y meterle una paliza de tres horas corriendo puede ser un problema, y muy grave.

Juegos de olfato

Siempre recomendables, para todos los perros, de la especialidad que sea. Por descontado, siempre cuidando de no interferir o perjudicar la disciplina que estamos practicando habitualmente. Y nunca realizarlo sin estar plenamente seguros de cómo hacerlo o de no perjudicar el trabajo habitual.

Estas son sólo algunas ideas. Lo importante es seguir disfrutando con nuestro perro, realizando alguna actividad. Y muy importante, el descanso no llega sólo en nuestras vacaciones. Saber parar cuando las cosas van muy bien no es fácil pero debemos aprender. A veces hay que parar una semana, otras veces vendrá bien estar un mes entero sin tocar la especialidad.

Una de nuestras obligaciones como guías es saber leer a nuestros perros para poder apreciar cuándo necesitan vacaciones.

DBF


Si has leído hasta aquí, ¡puedes tener un premio!
– Escribe una frase sobre el perro de trabajo y el descanso. Tiene que empezar con la palabra “Frase: …” para que sepamos que viene de aqui.
– Publicala como comentario en este artículo o en la publicación de este mismo artículo (“Los perros de trabajo también necesitan vacaciones”) en PerrosdeBusqueda-Facebook.
– El 1 de Septiembre elegiremos la frase más chula y su autor/a tendrá una camiseta de regalo.
– La frase se publicará en un cartel que compartiremos en nuestras redes.
– Contactaremos con el ganador/a por aquí o por privado (Facebook) para solicitar los datos para el envío. Estos datos únicamente se utilizarán sólo para ese envío.
– Sin gastos de envío para Península y Baleares. Resto: pago de gastos de envío por adelantado, según tarifas oficiales del servicio postal (Correos).
– La camiseta será cualquiera de la colección “Olfato Kanino” y la talla se podrá elegir según stock.

El objetivo de este concurso es premiar que se lean los artículos completos y no nos quedemos en los titulares. Está ideado y promovido por PerrosdeBusqueda.
IMPORTANTE: ¡No lo cuentes! A ver si los demás leen hasta aquí… y si no leen, más posibilidades de que te toque.

Deja aquí tu comentario (debe ser aprobado para que aparezca)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: