La tecnología podría desbancar a los perros detectores

La NASA ha inventado un radar que detecta los latidos de supervivientes bajo los escombros

alt="radar NASA detecta latidos"

La NASA ha diseñado un radar de microondas de alta precisión. Se llama Finder, por sus iniciales en inglés de ‘Respuesta para Búsqueda de Individuos en Emergencias y Desastres’ y puede detectar los latidos del corazón humano hasta a nueve metros de profundidad y diferenciarlos de los de cualquier otro animal.

Finder fue diseñado en 2013 por el Departamento de Ciencia y Tecnología de la Dirección de Seguridad Nacional (DSN) y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Ya había sido probado en varias ocasiones, pero nunca en un suceso de esta magnitud y se necesitaba una prueba para comprobar su funcionamiento en una operación real.

Tras el terremoto que asoló Nepal, se enviaron dos prototipos del Finder para servir de soporte a un equipo internacional formado por especialistas en rescate de China, Holanda y Bélgica, que trabajaron junto a militares nepalíes. Centraron sus labores de rescate en el municipio de Chautara, en Sindhupalchok, donde más del 90% de las viviendas se habían derrumbado tras el terremoto.

Tras varios días de búsqueda, el equipo consiguió detectar el latido de cuatro personas que estaban atrapadas bajo dos grandes montañas de escombros. Los equipos de rescate consiguieron sacarlas con vida y trasladarlas a un centro donde se recuperan de sus heridas.

alt="perros rescate Nepal"

Uno de los perros que han buscado desaparecidos en Nepal (Foto: Reuters)

¿Cómo funciona?

Finder utiliza microondas que pueden atravesar varios tipos de materiales, como pueden ser los escombros tras un derrumbe. Cuando llegan a un cuerpo rebotan, generando el punto de localización. El rebote se produce porque las personas estamos compuestas fundamentalmente de agua y ésta no deja que las ondas electromagnéticas la atraviesen.

Para evitar confundir a las personas con otros materiales como acumulaciones de agua o plantas, se utiliza el ‘efecto Doppler’, un efecto característico que se produce con objetos en movimiento. En el caso de las personas es el latido del corazón el que produce ese efecto, ya que el movimiento de expansión o diástole provoca un cambio en la frecuencia que el radar puede detectar. Y precisamente este latido es el que además puede ayudar a diferenciar entre personas y otro tipo de animales que pudieran estar enterrados, como las ratas.

¿Mejor que los perros?

Es pronto para poder avanzar resultados, pero sin duda esta tecnología supone un gran avance en la búsqueda de personas desaparecidas, no sólo bajo escombro, sino en campo abierto, montañas o corrimientos de tierra. Si en el futuro los resultados son los esperados, tendremos una herramienta muy valiosa que, junto a los perros, minimizarían los tiempos de búsqueda y salvarían muchas vidas.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: