Perros detectores de trufa, el secreto del monte

Perros detectores de trufa. Una actividad de detección en la que, además de pasarlo bien tú y tu perro, tenéis como objetivo encontrar un preciado tesoro

detectores de trufa

Tuber melanosporum (Foto: Amarok)

Por Jaime Alonso Borde | PerrosdeBusqueda

Hace un tiempo descubrimos Argi (mi perro) y yo una nueva forma de pasar un rato entretenido de búsqueda. Se trata de aire libre, más concretamente monte, donde oxigenarnos los dos, desconectar del estrés y rutina diario y hacer un poco de ejercicio

Para esta nueva actividad tan solo necesitamos ropa de abrigo, unas tijeras de cocina, un paquete de salchichas y el elemento a buscar y que tan misteriosamente he escondido hasta ahora: trufa negra o Tuber Melanosporum. Sí, has leído bien, hemos empezado a buscar trufas… El trabajo se puede extrapolar a otros hongos y setas.

Un entrenamiento progresivo

Comencemos desde el principio. La sistemática no es muy distinta a la búsqueda deportiva o de otras sustancias. La principal diferencia es el lugar de búsqueda y el tipo de marcaje, que generalmente se hace activo, rascando en el suelo donde se encuentra enterrado tan preciado hongo.

Las fases del trabajo son las mismas, asociación buena de olor antes de comenzar a trabajar. Para ello, debemos hacernos con una trufa o con esencia de esta. Comenzaremos la asociación como realizaríamos con cualquier otra sustancia. A mí, particularmente, me gusta la asociación directa. Es decir, le presento la sustancia y cuando el perro la huele, recibe el premio. Hay otros métodos pero para mí el más simple, rápido y efectivo, es este.

detectores de trufa

Asociación de olor (Foto: Amarok)

El siguiente paso será el ir escondiéndole la fuente de olor en el suelo, en un contenedor tipo ladrillo o piedra, de manera que no quede a su alcance e intente alcanzarlo rascando con las manos para conseguir su premio. De esta manera potenciaremos la marcación activa. Ten en cuenta que si usas trufa como fuente de olor y el perro tiene acceso a ella, posiblemente se la comerá y no es un producto barato precisamente.

Una vez que el perro tiene asociado el olor y el tipo de marcaje, recuerda que es un trabajo que requiere tiempo y constancia y que las prisas no son buenas (Prisas y perros: agua y aceite). Empezaremos a realizar el trabajo de campo, escondiendo la sustancia enterrada. Primero casi a ras de suelo,  para poco después ir enterrándola más, hasta llegar a los 8 ó 9 centímetros de profundidad, que es donde suelen encontrarse estos hongos.

A partir de aquí, toca comenzar a disfrutar más y poner en práctica lo ejercitado y trabajado. Pero ¿dónde buscamos tan valioso hongo? Es cierto que no se encuentra en las raíces de cualquier árbol. Deberemos buscar preferentemente aquellos de hoja perenne, en especial robles, encinas, hayas, acebos y otros como castaños y avellanos. Además, el suelo debe reunir unas características de acidez, humedad, etc.


Normativa y leyes

Pero, ¿existe algún requisito legal para hacerlo? Es importante que nos informemos de la normativa de nuestra comunidad autónoma relativa a la recolección de trufa y otros hongos y setas. Además, que sepamos también existen cotos truferos y hay vedas y épocas de recolección  de los distintos tipos de trufa existentes en nuestro país: Trufa negra (Tuber melanosporum), Trufa blanca (Tuber magnatum), Trufa de verano o Trufa de San Juan (Tuber aestivum)  o Tuber Borchii, entre otras.

Algunos otros aficionados recolectores emplean el sistema de la mosca. sobre todo en Francia. Existe un tipo concreto de mosca que pone sus huevos en estos hongos y se alimenta de ellos, por lo que estos recolectores buscan la presencia de esta mosca. No es un método muy recomendable porque resulta muy agresivo para la trufera y además las trufas que suelen encontrarse están en un estado muy avanzado de maduración.

Existe otro colectivo que las busca “a ojo”, es decir, fijándose en determinadas características del terreno, que son capaces de delatar la presencia de estos hongos.

detectores de trufa

Argi y el autor en ejercicios de marcaje activo (Foto: Amarok)

Cerdo, jabalí y perro

Hasta ahora hemos oído hablar de cerdos para realizar estas recolecciones. A pesar de ser el animal que se ha estado utilizando por excelencia, en especial las hembras de cerdo y jabalí, presentan varios inconvenientes y alguna ventaja. Como principal ventaja, que pueden localizarlas a 30 centímetros de profundidad y un olfato muy desarrollado. Como inconvenientes, la glotonería (si te descuidas y no andas vivo se las comen), los destrozos que ocasionan en las truferas al buscarlas, las distracciones que hacen que se despisten comiendo bellotas, bayas y demás frutos. Y los inconvenientes lógicos derivados del tipo de animal del que se trata (en definitiva, que es un cerdo o un jabalí).

Es por esto que se emplean con más frecuencia los perros. Son más ágiles, se les puede adiestrar para que marquen y no lleguen a tocarlas, y son más fáciles de tener y trabajar.

Respecto a los perros, no existe ninguna raza en concreto. Como ya hemos hablado en otras ocasiones, podría servir cualquier perro para estas tareas, he visto hacerlo hasta un doberman… Es necesario un trabajo previo constante y estructurado y un buen vínculo con su guía.

Lo que sí es muy importante es el mantenimiento y conservación de la trufera. Para ello, una vez extraído el hongo, volveremos a tapar el agujero con tierra y hojarasca pero sin prensarla demasiado y procuraremos dejarla igual que la hemos encontrado. Esto permitirá que siga dando frutos en años posteriores.

Argi y yo llevamos trabajado la asociación del olor de trufa desde principios de año y ya hemos comenzado a trabajarlo en el campo. ¿Que si hemos encontrado muchas? Pues hasta el momento no hemos tenido suerte, no hemos encontrado ni para la muestra. Pero eso sí, nos lo hemos pasado en grande disfrutando del monte, del trabajo en equipo y de la compañía mutua.

¿Te ha gustado? ¡Compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: