Ofrecer una buena imagen pública o marketing para los grupos de perros de búsqueda

¿Es perjudicial que un grupo voluntario de búsqueda de personas se haga publicidad, cuide su imagen y, en definitiva, trabaje bien su estrategia de marketing? 

marketing

Hoy en día la imagen es vital cara a ofrecer una actividad. Es una realidad que no podemos obviar ni negar. Negocio o no, da igual que vendamos un producto o que hablemos de nuestro grupo de perros de búsqueda de personas. Ofrecer una buena imagen es fundamental. O, como poco, es algo muy recomendable. Y para nada significa algo negativo, como se tiende a pensar. 

¿Quizás no debería llamarse marketing cuando hablamos de perros de rescate? Bueno… ¿por qué no? ¡No es algo malo! No deja de ser una estrategia publicitaria cara a ofrecer una determinada imagen pública. Utilizamos un nombre, un logo, un uniforme, una web llamativa, compartimos en redes sociales… es decir, nos gusta ofrecer una imagen corporativa. Y a nadie le importa. Nadie piensa que eso no sea ético, al contrario, lo vemos necesario porque ofrece una imagen de seriedad, de coordinación, de equipo…

Pues esa, sin querer, es una estrategia publicitaria. Es marketing. ¿Por qué no hacer lo posible por mejorarla? ¿Por qué no intentar difundirla, conseguir que nos conozcan? ¿Por qué no incluso, conseguir ayudas?



Marketing no significa grandes empresas o negocios

Hablar de marketing no tiene por qué significar hablar de multinacionales, de grandes empresas o negocios. Sin ir más lejos, las ONGs y asociaciones enfocadas a la caridad conocidas a nivel mundial, hacen marketing, campañas de marketing. Y muy fuertes. Lo hacen porque, además de realizar su labor de forma eficaz, si no se conoce, si no se difunde, están perdiendo un elemento fundamental que podría ayudarles en su labor.

Hacerse publicidad no es malo, no significa aprovecharse de nadie. Es simplemente trabajar para mejorar lo que hacemos. En el caso de las campañas pro caridad, se busca obtener más socios, difundir la labor de la asociación, dar una imagen de su trabajo. Pero eso no significa que se pierda el norte en la actividad que se está realizando. Al contrario: trabajar bien, unido a “venderse bien” es igual a resultados positivos, sea cual sea nuestro objetivo.

Todos tenemos claro que el objetivo de un grupo de búsqueda de personas es localizar personas con vida. Y eso nunca hay que perderlo nunca de vista. Pero ¿por qué no implementar una mejora en nuestra actividad, si es posible? Conseguir difusión, activación, ayudas… va a repercutir positivamente en el grupo, ¡siempre! Y además, eso va a repercutir positivamente a la hora de buscar a personas desaparecidas.

Imagen de un operativo real (Search Dogs Buckinghamshire)


Hablar de marketing no significa olvidar el objetivo

Hay que tener muy claro que un buen marketing o cuidar la imagen del grupo y ayudar a su difusión, no significa que se esté descuidando ese objetivo prioritario. Es una faceta más del grupo.  No se trata de que un guía tenga que tomar imágenes mientras trabaja o que en el grupo estén más preocupados de hacer fotos y vídeos que de su trabajo. Ese es el gran error. Pero eso no es marketing, eso es vender humo.

Se trata de que, si tenemos la posibilidad, podamos tener una buena estrategia de imagen: una página cuidada, presencia en redes sociales, buenas fotos, vídeos… Y todo eso se puede conseguir simplemente incluyendo en el grupo una persona encargada de esa actividad extra grupal. Algo así como el Community Manager del grupo. Y cuanto mejor haga su trabajo este CM, mejor será la imagen del grupo, mejor será su estrategia de marketing.

¿Y por qué verlo como algo negativo cuando podría ser precisamente todo lo contrario y no perjudica en absoluto el desarrollo operativo del grupo? ¡Al contrario!

Sí, es cierto que hay grupos que son un simple y puro marketing. Que a la hora de la verdad, no es más que una fachada muy lejos de ofrecer la operatividad que cualquier grupo que se autodenomine operativo debería ofrecer. Pero que eso ocurra no debería significar que los demás sean iguales. Y tampoco significa haya que demonizar la publicidad, el marketing porque “van a pensar que nos estamos vendiendo” como esos otros grupos.

Al contrario, ¡veamos lo bueno de esta práctica! Porque que ocurra esa nefasta situación de los grupos huecos o vendehumos lo que nos está diciendo es que, si además de ser los mejores en lo que hacemos, lo “vendemos” bien, vamos a obtener unos resultados mucho más positivos.



Una buena imagen siempre es beneficiosa para un grupo

Un grupo de voluntarios hace lo que puede, eso está claro. Pero siempre debe intentar mejorar. Podemos elegir entre trabajar centrándonos exclusivamente en la especialidad o intentar mejorar otros aspectos, incluido el marketing, la imagen pública o como lo queramos llamar. El nombre que utilicemos para definirlo da exactamente igual.

Si tenemos la posibilidad de contar con alguien para cubrir esa faceta deberíamos hacerlo. Porque si lo hacemos bien, lo único seguro es que vamos a obtener efectos muy positivos con ello. Como mínimo conseguiremos una buena imagen, además de que se conozca nuestro trabajo.

Y eso además el algo positivo el mundo del perro de búsqueda de personas.

¿Te ha gustado? ¡Compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: