María y Tancho, detección de explosivos en el Ejército

María y Tancho Perro militar explosivosMaría y Tancho: María es guía canino de Tancho, un perro detector de explosivos. Ambos estuvieron recientemente en Herat (Afganistán) donde realizaban tareas de registro en busca de explosivos en vehículos y personas que accedían a la base.
PerrosdeBusqueda ha entrevistado a María para conocer más sobre su trabajo.

María y Tancho Perro militar explosivos

Madrid | PerrosdeBusqueda ©

Comenzamos nuestra nueva sección de “Entrevistas” con María, guía de perros detectores de explosivos en el Ejercito de Tierra. Está destinada en la Sección de Policía Militar del Cuartel General de las Fuerzas Ligeras.

El pasado mes de septiembre ella y su perro Tancho volvieron de Herat (Afganistán), donde realizaban tareas de registro en busca de explosivos en todos los vehículos y personas que accedían a la base, tanto al campamento español como al italiano. Fueron los últimos guías españoles, ya que las tropas españolas fueron retiradas y se hizo el relevo con los guías italianos.

María nos cuenta algunas de sus experiencias para que conozcamos un poco mejor cómo es la ardua tarea de estos equipos caninos.


¿Es muy difícil llegar a ser guía canino en el Ejército?
La verdad es que sí. Soy afortunada y me siento privilegiada por serlo. Se de muchos compañeros que llevan años solicitando el curso, sin suerte. Y también hay que tener en cuenta que no todos valemos para desempeñar esta labor. Si tienes la suerte de ser seleccionado para el curso de adiestramiento, después debes superarlo en la ECIDEF.

¿Hace falta un perro especial para esta tarea?
Sí. Son perros muy especiales y deben cumplir una serie de características, como tener un alto grado de energía, que sean equilibrados y seguros de sí mismos, que aprendan rápido, con buen olfato, que sean activos, con carácter pero sin agresividad, que se adapten a cualquier ambiente y sobre todo, un gran instinto de presa. Y lo más importante para mí a la hora del trabajo, el vínculo entre el guía y el perro. De ahí lo especial.

María y Tancho Perro militar explosivos

¿Eliges tú al perro?
No. A los guías del ET se les asigna un perro previamente adquirido y testado por la ECIDEF. Son los propios instructores de la escuela los que te asignan el perro según vean tus cualidades y las del animal para formar un buen equipo.

¿Cuánto tarda en estar preparado un perro operativo de estas características?
Se comienza el adiestramiento en el curso que dura unos cinco meses pero una plena operatividad no se da hasta transcurrido alrededor de un año.

María y Tancho Perro militar explosivos

¿Has estado en otras misiones internacionales como guía canino?
No.

¿Tuviste que hacer algún curso especial para prepararos perro y guía para ir a una misión como Afganistán?
Sí. Yo por un lado como militar estuve unos meses previos de fase de concentración adiestrándonos para el lugar al que íbamos, conociendo todo de aquel país y de su gente. Y como guía canino indiscutiblemente era dedicación exclusiva a mis perros, adiestrando continuamente y pasando fatigas y nervios por la labor que íbamos a desempeñar… no podíamos fallar.

María y Tancho Perro militar explosivos

¿Allí tienen cheniles o están con vosotros todo el tiempo?
Allí teníamos un recinto solo para nosotros, todo cercado y protegido para que nadie que no fuéramos los k9 pudiera acceder a las instalaciones. Había perreras donde descansaban nuestros perros, tenían sus bombas de calor para soportar las temperaturas tanto del verano como del invierno y dentro del mismo recinto estaban nuestros Corimecs, donde vivíamos nosotros. En definitiva, estábamos las 24 horas juntos.

María y Tancho Perro militar explosivosRelación humano-perro, ¿es muy especial en un lugar así?
Es más que especial: LO ES TODO. Mi perro es mi amigo, mi compañero, mi familia, mi apoyo incondicional. Es un vínculo el que se crea que no se puede describir con palabras. Llega un momento en el que el perro y yo somos uno.


¿Podrías contarnos algunas de las peores situaciones en las que se ha visto?
Ha sido una misión en general tranquila. Quizás cuando mi perro marco un camión que quería entrar a la base y el día de antes había transportado a Qala-e-naw nitrato amónico, el cual nuestros perros lo tienen asociado porque se usa como base para explosivos. Entonces cuando el perro se sienta, es cuando te das cuenta que es de verdad, que no es un ejercicio de adiestramiento, y que no puedes fallar porque de ti depende la vida de tus compañeros.

María y Tancho Perro militar explosivos

¿Coincidisteis con otros guías?
Si, claro. Españoles éramos tres y después hicimos el relevo con los italianos. Pero yo no pude trabajar con ellos porque regresé a territorio nacional 15 días antes. Y el trabajo con mis compañeros españoles era igual, al fin y al cabo todos tenemos la misma base.

¿Solo trabajáis esta especialidad?
Sí. Otros tienen perros duales, pero nosotros no. Cada perro tiene su especialidad, en este caso detección de explosivos. Buscando en vehículos turismos y de gran tonelaje, bolas, paquetes, maletas, personas, caminos…

María y Tancho Perro militar explosivos

Háblanos de Tancho
Tancho es un perro muy especial, es mi perro, mi compañero, mi amigo… te repito que es mi apoyo emocional. Es un pastor alemán de 4 años que tuvo un primer guía con el que no hizo vínculo. Me lo asignaron a mí y fue amor a primera vista (je je je ). Nos entendemos a la perfección, es muy fiel y leal. Solo me hace caso a mí, al resto del mundo lo discrimina. Es muy completo, vive en casa conmigo y con mi familia y es un perro ejemplar. Donde voy yo, va él y donde va él ahí estoy yo.

María y Tancho Perro militar explosivos

¿Tienes alguna anécdota especial que quieras compartir?
Haciendo el curso hubo una visita de estudiantes de la Facultad de Veterinaria de Madrid a la Escuela. Les preparamos una pequeña exhibición de como los perros pasan unos obstáculos en la pista de aplicación. El perro se sienta enfrentado a los obstáculos a la izquierda del guía y comienzan la carrera al mismo tiempo, el guía dando los comandos al perro y acabando con la entrega del rodillo y su juego. Pues bien, senté a Tancho ante la mirada de unos 50 alumnos, le di la salida y comencé a correr. Cuando llegué al tercer obstáculo me di cuenta de que iba yo sola corriendo pues mi amigo se quedó sentado oliendo el suelo, ya que antes había estado una perrita…..¡me quería morir de la vergüenza! 🙂

María, muchas gracias por la entrevista. Y gracias a tí y a tu querido Tancho por vuestro trabajo.

María y Tancho Perro militar explosivos

Ver Galería de fotos de María y Tancho

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies