Las ciudades del desastre

Aunque parezcan escenarios sacados de la peor tragedia, son meros decorados que recrean situaciones de catástrofe con el fin de servir de campos de entrenamiento para distintos equipos de emergencia y rescate. Son las Ciudades del Desastre.

DSC08761-m

Vista general de una parte de una de las “ciudades”

Estas réplicas de ciudades tras una catástrofe están diseñadas para que trabajen y se entrenen en sus instalaciones todo tipo de servicios de emergencia. Bomberos, militares, policía y cómo no, los equipos caninos de búsqueda de personas, que encuentran aquí el lugar ideal para el entrenamiento de los perros detectores de personas sepultadas.

Disaster City en Texas, EEUU, se jacta de ser la mayor de este tipo de instalaciones en el mundo. Puede ser, ya que dispone nada menos que de 21 hectáreas, con edificio colapsado, zonas de escombro, simulación de choque de trenes, un increíble edificio colapsable y otras zonas para el entrenamiento de los diferentes equipos de emergencia. disastercityPero sin duda para los equipos caninos de búsqueda de personas las ciudades del desastre por excelencia son las que se encuentran en Suiza, ya que allí absolutamente todo parece un escenario de catástrofe. Todo está roto, demolido, colapsado, quemado, destrozado, pero todo sigue un estudiado plan previo a este “desastre”.

DSC08572-mLas “ciudades” se diseñan y se construyen con hormigón y con el único fin de ser demolidas después. Esa demolición se realiza siguiendo un riguroso plan que determinará la forma del derrumbe. Así, los edificios derruidos simulan diferentes situaciones de colapsamiento de edificios, exactamente igual que ocurre en la realidad.

Cada edificio colapsado ofrece en su interior una enorme galería de túneles y pasadizos, con puertas y rejillas para sectorizar las zonas dependiendo de la necesidad de los rescatistas: los figurantes pueden introducirse por debajo de un edificio y moverse por los túneles hasta quedar en una zona, completamente sepultado por escombro. Al cerrar el acceso a los túneles, obliga a los perros a realizar las búsquedas desde arriba, evitando problemas de rastros no deseados. En los túneles, además, los perros aprenden a trabajar en entornos confinados y con completa oscuridad.

Vista inferior del edificio: acceso figurantes


Vista superior del mismo edificio: zona de búsqueda

Las posibilidades que encontramos en estas instalaciones son inmensas. Los equipos caninos están en contacto con los bomberos y así, cuando estos realizan sus prácticas de corte de escombro, apertura de nuevas puertas, trampillas, les indican dónde sería interesante realizar alguna modificación para futuros entrenamientos. Lo mismo ocurre con la seguridad: los figurantes y los perros trabajan en un entorno muy seguro, evitando los posibles accidentes que, sin estas medidas preventivas, podrían ocurrir durante los entrenamientos.

zulo-2fotos

Acceso exterior de una galería y vista desde el interior

Estas pequeñas “ciudades” disponen de todo lo necesario para que los equipos de emergencia y rescate trabajen varios días. Alguna incluso ofrece la posibilidad de dormir en un bunker acondicionado con dormitorios, duchas y salas, pero manteniendo su utilidad y apariencia militar.

Vista general de otra de las ciudades suizas del desastre

Todas ellas son, sin duda, magníficas oportunidades para el entrenamiento de equipos caninos de búsqueda de personas sepultadas. Pero para poder visitar cualquiera de ellas tendríamos que viajar hasta Suiza, donde actualmente hay tres, ubicadas en zonas militares de distintas ciudades. Quién sabe si algún día conseguimos encontrar alguna en España…

Reportaje: 
perrosdebusqueda ©

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies