La asociación del olor en la detección deportiva

La asociación del olor en la detección deportiva o cómo iniciarse en la detección de sustancias olorosas

asociación del olor

Por Jaime Alonso Borde | PerrosdeBusqueda

Hace unos días, mi amigo y compañero Juan Luis De Castellví publicó un artículo sobre un tema muy controvertido y que hoy día sigue siendo una leyenda urbana. El artículo se titulaba No drogamos a los perros policía. En él se quería dejar clara esta afirmación. Esas líneas han  sido las que me han motivado a explicar un poco mas cómo se realiza la asociación de olores a los perros para que puedan detectarlos, algo fácilmente extensible al resto de disciplinas en detección.

El mayor problema que nos encontramos es cuando decidimos que queremos jugar a buscar con nuestro perro. Es ese miedo escénico a la página en blanco, a saber por dónde empezar.

Cuando hablamos de detección de sustancias olorosas podemos decir que nos referimos a todas aquellas que, como su nombre indica, “huelen” (por ejemplo café, té, etc…). En Detección Deportiva se emplean aceites esenciales como salvia, cedro y clavo. La finalidad que perseguimos es que nuestro perro  busque y nos avise de la presencia de estos olores.

Pero, ¿cómo empezamos?

Primero leyendo y formándonos un poco sobre qué es lo que queremos hacer y después, sin entrar directamente en la disciplina deportiva -tiene su propio reglamento-, debemos comenzar con la selección de qué olor queremos que busque nuestro perro. Para ello debemos preparar las muestras. asociación del olorEn un bote lo más estéril posible, sin olores, preferiblemente de cristal, plástico o pvc, con la tapa perforada, introduciremos en el olor a buscar (por ejemplo, café).

Buscaremos un lugar tranquilo en el que no existan distracciones para el perro y se lo presentaremos. Los perros son animales muy curiosos y lo más probable es que se acerque a oler lo que tenemos en la mano. En ese momento, ¡zas!, recibe una bolita de pienso premio, un trozo de salchicha, su mordedor o juguete favorito.  Entonces, él pensará: <<cada vez que me acerco y encuentro este olor, ¡recibo un premio!>>

Este es un método muy básico y sencillo pero muy eficaz de asociación de olor, basado en las teorías sobre el condicionamiento operante. Cada vez que aparece ese olor, viene un premio….

Otro método también de asociación un poco más complejo pero igualmente efectivo, es el que sacia sus instintos persecutorios y de caza. En un contenedor de pvc, en una pelota agujereada o en su juguete, introducimos el olor que queremos que en un futuro detecte.

El juego consiste en realizar cobros básicos al principio e ir complicándoselo después. Es decir, lanzarle la pelota, su juguete o el contenedor donde él pueda verlo y que me lo traiga. Con el paso del tiempo iré complicándoselo un poco más, se lo lanzaré donde ya no pueda localizarlo con la vista y deba entonces usar su nariz para encontrarlo. La asociación es un poco más complicada que la anterior pero igual de simple. El perro busca su pelota, juguete o contenedor que huele al café que le hemos introducido. Realmente ¿qué es lo que busca? El olor a café.

El tercer método – este es más sobre la memoria a corto plazo – es la inundación de olor. Es un sistema un poco más avanzado y complejo, por lo que únicamente lo comentaré por encima. En una bolsa introducimos el olor que queremos que busque, le hacemos respirar al perro con su nariz dentro de la bolsa de manera que sus órganos olfatorios se inunden de las partículas de este olor e inmediatamente le daremos la orden de búsqueda.

asociación del olor

Cuando Argi arrima su “trufa” para oler, recibe su premio

Estos son los métodos más habituales para la asociación de olor en los trabajos con perros detectores. Hay que recordar que los perros aprenden sobre todo por repeticiones, es decir, no con realizar cualquiera de estos ejercicios un par de veces, ya tenemos un perro que detecta estos olores. Debemos repetir, repetir y repetir, trabajar, trabajar y trabajar…

¿El resultado? un mayor vínculo con nuestro perro, dado que para él esto es un juego, un gran ejercicio físico y mental y damos salida y satisfacemos una parte importante de sus instintos.

Artículo: Jaime Alonso Borde
Fotos: Wisenose y Jaime/Argi

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies