Funeral de un perro con todos los honores militares

Iireland, un perro militar de trabajo que sirvió dos veces en Irak, recibió honores militares en Camp Nelson

honores militaresEl servicio funerario transcurrió como muchos otros funerales militares que se han celebrado en el  Cementerio Nacional Camp Nelson, con todos los honores militares: una trompeta solitaria tocando el toque de queda, la entrega de la bandera a la familia, una multitud de llorosos asistentes, un coche de caballos, fuego de cañón y una salva de 21 disparos.

Un funeral especial para un militar especial

Aunque Iireland ha sido enterrada en una granja, se celebró un funeral especial para esta hembra de Belga Malinois que murió en Agosto. Era la primera vez que se hacía algo así en este cementerio.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: