Este perro detector de drogas descubre 4 kg de cocaína oculta en el equipaje de un pasajero

Un perro del servicio cinológico de la Guardia Civil se encontraba realizando su trabajo como de costumbre en el vestíbulo de la T1 del Aeropuerto de El Prat cuando su fino olfato detectó la droga escondida en la mochila de un pasajero de nacionalidad brasileña, que procedía de un vuelo de San Paulo. Pipo, un labrador de 8 años, comenzó a seguirle, indicando a su guía con señales claras que el sujeto transportaba alguna sustancia estupefaciente.

Gracias al buen trabajo de Pipo se detuvo al hombre tras intervenirle 4’579 kilogramos de cocaína oculta en varios fondos practicados en el equipaje, impregnada en bayetas absorbentes y en prendas de vestir.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies