Entrenando a la víctima

La víctima para el perro es como el figurante en los entrenamientos de búsqueda de personas. Juega un papel crucial y de hecho puede ser una ventaja o puede crear problemas. Con perros en nivel de iniciación o intermedio, un fallo podría perjudicar gravemente el proceso de entrenamiento

la víctima

Autora: Vi Hummel Car | 1992
Traducción: Isabel Herrán

Nota del autor:
Este artículo se escribió con el fin de ser entregado a las “víctimas” en el entrenamiento de los perros de búsqueda y rescate. Toda la creatividad (y más) de las víctimas están basadas en experiencias reales de varios equipos.

Nota del traductor:
Este artículo está escrito en base a la señalización más utilizada en EEUU para la búsqueda en Grandes Superficies: el ‘refind’ o ‘vayviene’, que consiste en que el perro, una vez encuentre a la víctima, vuelve a su guía para avisarle (señalización), luego vuelve de nuevo a la víctima, luego al guía… hasta que éste da con la víctima.
Pero es aplicable, a nivel general, a todas las especialidades de búsqueda de personas.

El papel de la ‘víctima’

El papel de la víctima en el entrenamiento es ayudar a crear situaciones que podrían ocurrir normalmente con una persona perdida o desaparecida. ¡No se trata de confundir o engañar al perro!

Recuerda, esto es una sesión de entrenamiento para ayudar al perro y al guía a resolver una variedad de problemas con el olor, viento, terreno, conducta de persona perdida/desaparecida, contaminación, ocultación, etc. Cada problema planteado tiene una razón específica detrás.

Instrucciones

  • Sigue las instrucciones del instructor de entrenamiento o del guía
  • Si alguien te coloca en el terreno de trabajo, escucha lo que te diga con respecto a lo que tienes que hacer. Si no entiendes, pregunta
  • Si te dicen que vayas a un determinado lugar o que dejes un determinado tipo de pista, por favor, hazlo como te han dicho. Si las instrucciones de la persona que te está colocando contradicen lo que el instructor o el guía te dijeron, notificaselo al instructor. Si alguien no siguiera las instrucciones, no le estará permitido participar en más sesiones de entrenamiento
  • Si te dicen ir a ‘x’ metros en una dirección específica… ¡ve allí!
  • Si las instrucciones no están claras, ¡pide que te las aclaren! No seas creativo: no camines en círculos, no vayas a otro lugar, ¡no hagas nada diferente! Ve exactamente donde te dijeron y haza exactamente lo que te dijeron.
  • ¡Es por tu seguridad y por el ejercicio de entrenamiento!
  • Examina si hay zonas peligrosas u objetos en la zona donde te coloquen (cristales, alambre de espino, serpientes, hormigueros, etc). Puede hacerlo mientras te están ubicando o cuando llegues al lugar que te indicaron
  • Si la persona que te llevó está aún allí, dile lo que has visto para que puedan cambiar ligeramente tu posición si fuera posible
  • No abandones el lugar a no ser que sea por extrema necesidad (hormiguero, hiedra venenosa, etc), después de que la persona que te colocó ahí se hubiera ido o cuando llegaste al lugar que te indicaron
  • Si esto ocurre -y no queda otra opción-, muevete al lugar parecido más cercano (si estás detrás de un arbusto, ponte detrás de un arbusto similar lo más cerca posible. Si estás en un árbol, ve al árbol parecido más cercano). Y notifica al comando base que te estás desplazando aproximadamente ‘x’ metros de la ubicación original
  • Una vez estás en el lugar, quédate en ese lugar. No camines por ahí (¡a menos que te digan que lo hagas!). Esto ocurre especialmente en tracking y trailing (especialidades de rastro)
libros perros detectores

Cuando el perro te encuentra

En ejercicios de venteo, el perro suele trabajar libre (sin correa) y llegará antes que el guía, que irá siguiendo a su perro.
En ejercicios de rastro (tracking o trailing), la mayoría de los perros trabajarán con correa larga, por lo que el guía estará normalmente a unos metros del perro.

Es importante que reacciones (o no reacciones) a la llegada del perro, exactamente como te hayan indicado.

Para Perros de Venteo
Puede que te digan que reacciones a la llegada del perro en cuanto te encuentre (y te dirán CÓMO reaccionar). O puede que te digan que NO hagas nada.

  • Si te dicen que te quedes donde estás hasta que el perro traiga al guía hasta tí… quédate donde estás. ¡NO salgas de tu ubicación cuando veas que el guía se aproxima! ¡Permanece en tu sitio!
  • Si te dicen que felicites al perro (o que le entregues un reforzador) cuando te encuentre la primera vez (ANTES de que el perro traiga al guía hasta tí!… ¡hazlo!
  • ¡NO des al perro ninguna orden (sienta, tumba, espera, etc…)! ¡Sólo el guía debe dar las órdenes al perro!
  • La ÚNICA excepción sería si el perro se encuentra en peligro inminente (que va hacia una serpiente…). Es el ÚNICO momento.
  • ¡No sujetes al perro cuando te encuentre y No intentes que se siente o se quede a menos que te lo digan!
  • Si el perro lleva una campanilla, ¡NO hagas la gracia y toques la campanilla cuando el perro te encuentre!
a la víctima

Para perros de venteo y de rastro (tracking and trailing)
Puede que el perro necesite trabajar un ejercicio de ‘víctima inconsciente’ o puede que esté aburrido y necesite una ‘víctima feliz’. A veces te dirán que no te muevas o que no hagas ni un ruido, simulando así una víctima no responsiva o inconsciente. Otras veces te dirán que reacciones de diferentes formas cuando el perro te encuentre.

Si el perro pasa de largo o está trabajando en una zona cercana a tí — NO hagas ningún ruido (carraspear, toser, moverte, etc…) a menos que te hayan dicho que lo hagas.

Se te dirá también CUÁNDO tienes que felicitar al perro. Puede que te digan que le felicites cuando el perro lleve al guía hasta tí o puede que te digan que ESPERES hasta que el guía haya felicitado y recompensado al perro primero.

Cuando felicitas al perro, ¡hazlo a lo grande! ¡Arma un buen jaleo diciéndole lo buen perro que es! Después de todo, si fuera una búsqueda real ¡el perro te podría haber salvado la vida!

Si no te dicen lo que tienes que hacer — ¡PREGUNTA! Pregunta al guía y al instructor de entrenamiento cómo debes reaccionar con el perro o el tipo de ejercicio que necesitan.

Perros de rastro Trailing dogs

Comunicación por transmisores

Si te dan un transmisor para que lo utilices, baja el volumen al mínimo una vez estés preparado. Nunca juegues con la radio (pulsar el micrófono, charlar, etc…). Tu radio es sólo para comunicaciones vitales.

Si nadie te acompaña o si estás dejando un rastro, comunica a base cuando llegues a tu ubicación. Hazles saber que estás ‘en el punto’

En el entrenamiento de perros de venteo, que van sueltos (y siempre si te lo indican):

Avisa por radio a base cuando el perro te encuentre (aunque sea la primera vez – antes de que el guía aparezca). Si te han dicho que permanezcas callado y quieto, asegúrate de que el perro no puede oírte. Di ‘tenemos una localización’ y anota la hora. Cuando el perro llegue con el guía, avisa de nuevo a base de que ‘tenemos un reencuentro’ y anota la hora.

Esto ayudará al guía a saber si el perro vuelve inmediatamente hasta él entre la localización y el reencuentro (y no se distrae con nada por el camino).

En perros de rastro (tracking o trailing) que trabajan con correa: sólo será necesario hacer saber a base el momento en el que el perro te encuentre por primera vez. El guía estará con el perro y no habrá reencuentro (refind).

Si la búsqueda es larga y la base se pone en contacto contigo para saber si todo va bien y que el perro está en la zona pero que todavía no te ha encontrado… NO HABLES. Pulsa el micrófono dos veces (da dos clicks al transmisor) para indicar que el perro está cerca pero NO se ha producido todavía LA LOCALIZACIÓN. En el caso de que la base te contacte cuando el perro corre hacia tí -mirándote – diles ‘tenemos una localización’.

Cuando tu papel es ser un sujeto “no responsivo”, pregunta al instructor o al guía (previamente) qué hacer en una situación así.

Si eres una de las víctimas en un ejercicio de varias

Cuando se prepara un ejercicio de entrenamiento para que el perro encuentre a más de una persona en una zona determinada, se le llama búsqueda de múltiples víctimas. Si eres la PRIMERA víctima encontrada (y el perro de venteo sin correa ha hecho su refind) QUÉDATE DONDE ESTÁ.

Si el guía dice que puedes ver el ejercicio con la segunda víctima, DEBES QUEDARTE CON el auxiliar. Una vez que empieces a moverte ¡tendrás que continuar! ¡No te quedes rezagado, caminando por ahí o te cruces en el camino del perro!
Sólo se deberás hablar si es necesario. Esto es una sesión de entrenamiento, no un acontecimiento social. El guía, el perro y el auxiliar deberán
concentrarse en la misión que están cumpliendo.

Si por casualidad vieses a la segunda víctima, ¡NO DIGAS NADA! ¡NO TE PARES DELANTE DE LA VÍCTIMA SI EL PERRO Y EL GUÍA PASAN DE LARGO! Puede que el olor salga de manera que el perro deba trabajar para resolverlo y el guía esté dejando que el perro resuelva el problema. Sigue tranquilamente hacia donde vayan el guía y el auxiliar, ¡aunque sea fuera de un rastro marcado!

Conclusiones

Recuerda que esto es un problema de entrenamiento para el guía y para el perro. Deja que el perro y el guía hagan su trabajo.
Puede que en algún momento se te de ‘luz verde’ para que seas creativo en un problema de búsqueda.

Pero ¡NUNCA HAGAS ALGO QUE ASUSTE AL PERRO O QUE PONGA AL PERRO O AL GUÍA EN UNA SITUACIÓN DE PELIGRO!

Hay muchos ‘haz’ y ‘no hagas’ en estas instrucciones y en el valioso papel que desempeñas. ¡Pero debes recordar que esto no es un juego! Entrenamos constantemente para SALVAR VIDAS y ¡no hay nada más serio que eso!

Puedes sentirte orgulloso de que tu papel como ‘víctima’ es una gran contribución y es de agradecer.

Deja aquí tu comentario (debe ser aprobado para que aparezca)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: