Primera despedida oficial de dos perros de la Sección de Guías de la Guardia Real

Jano y Júpiter, dos perros pertenecientes a la Sección de Guías de la Guardia Real, han recibido un homenaje con todos los honores, tras largos años de servicio a la Corona

Guías de la GUardia Real

Es la primera vez que se realiza un acto de despedida de dos miembros caninos de la Guardia Real. El pasado mes de octubre, coincidiendo con el Día Mundial de los Animales, se celebró un homenaje con todos los honores a Jano y Júpiter, dos de los perros de la Sección de Guías de Perros.

La ceremonia estuvo presidida por el capitán jefe de la Compañía de Control Militar, que formó al completo con el personal de las secciones de Motos, Seguridad Próxima, Controles y plana mayor, y una representación del Servicio de Veterinaria de la Guardia Real.

Júpiter y Jano

Júpiter, pastor belga malinois, entró a formar parte de la Guardia Real con sólo un año y medio. Había sido rechazado por algunos cuerpos de seguridad pero aquí encontró por fin su lugar. Aquí se especializó en las disciplinas de seguridad y combate, ofreciendo un excelente rendimiento en las labores de protección de los palacios: Zarzuela, el Pardo y Marivent.

A lo largo de su vida operativa, este magnífico can ha participado en ejercicios de la Guardia Real. Exhibiciones, ejercicios nocturnos con el Mando de Operaciones Especiales, incluso en el ejercicio “Ángel Guardián”. También en competiciones, obteniendo muy buenos resultados en el Campeonato Nacional de Adiestradores de Perros.

Guías de la Guardia Real
Jano (izda) y Júpiter (dcha), con sus respectivos guías, durante el homenaje

Jano, pastor alemán, se incorporó a la sección con tan sólo siete meses. Formado como perro de seguridad y combate, también participó en distintos ejercicios de la Guardia Real, maniobras de la OTAN y “Ángel Guardián”, exhibiciones, helitransportes y prácticas reservadas exclusivamente a perros con una gran seguridad en sí mismos. También ha formado parte del dispositivo de seguridad en El Pardo y la Zarzuela.

Un homenaje innovador

Este homenaje es el primero de estas características que se celebra en la Guardia Real y supone un precedente innovador en las Fuerzas Armadas españolas.

Tiene como objetivo premiar la amplia y magnífica trayectoria de estos canes, toda una vida dedicada al servicio. Y una parte también se dedica a fomentar la motivación de sus guías, principales afectados por las bajas de sus compañeros caninos.

Los Guías de la Guardia Real acogen bajo su tutela a los perros, muchas veces desde que son cachorros y los entrenan hasta llegar un nivel apto para el servicio. Y ahí comienzan a compartir juntos entrenamientos, guardias, servicios, maniobras… estableciendo entre ambos un vínculo muy especial que les unirá durante toda su vida operativa.

Fuente: guardiareal.org

Nos gustaría saber tu opinión

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: