La unidad canina de la Policía Nacional de Cantabria

Los perros de la unidad canina de la Policía Nacional de Cantabria están entrenados para detectar drogas, dinero, explosivos, personas escondidas y cadáveres

Policía Nacional de Cantabria

Con solo dos meses de vida, Mega es la nueva incorporación de la Unidad Canina de la Policía Nacional de Cantabria. En el futuro será una perra detectora de billetes pero por ahora solo tiene que preocuparse de su socialización, habituarse a diferentes entornos y superficies y sobre todo, a pasarlo bien.

Su padre, Wifi, es todo un veterano del equipo de explosivos. Ambos forman parte de una unidad de perros entrenados en diferentes disciplinas: búsqueda de drogas, explosivos, dinero, personas ocultas y cadáveres.

Una unidad canina con 14 años

La Unidad Canina de la Policía Nacional de Cantabria se creó en 2003. Entonces ETA estaba en activo y esta fue una de las unidades de España con más operativos en atentados reales, afortunadamente sin ninguna baja. Ahora, catorce años después, el trabajo de esta brigada se ha intensificado notablemente a causa de la alerta terrorista.

Compuesta por seis agentes y 12 perros, su labor se siente muy cercana a los ciudadanos. No hay más que entrar al despacho, lleno de recortes de periódicos y juguetes y dibujos de perros, para darse cuenta de que les visitan muchos niños.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies