Un posible problema de competencias entre cuerpos policiales pudo retrasar el hallazgo de la peregrina desaparecida

La AUGC denuncia que el comisario de Astorga forzó a los agentes con perros a retirarse de las inmediaciones de la finca del ahora detenido pocos días después de la desaparición de la peregrina y les destinaron a 20 kilómetros de distancia, aduciendo que no era su demarcación

alt="problemas competencias podrian haber retrasado hallazgo peregrina"La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció hoy a través de un comunicado que la descoordinación policial y hasta rivalidad de cuerpos policiales que participaron en los dispositivos de búsqueda de la peregrina norteamericana Denise Thien impidió, presumiblemente, una rápida resolución del caso, ya que en el mismo mes de abril en el que la mujer se dio por desaparecida, el comisario de Policía Nacional de Astorga ordenó retirarse a los agentes de la Benemérita que seguían rastros con ayuda de los perros cuando se encontraban en las inmediaciones de la finca en la que ahora, cinco meses después, ha aparecido su cadáver.

UGC denuncia el retraso en el hallazgo del cadáver de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem “a causa de la descoordinación policial y la competencia entre distintos cuerpos policiales de ámbito estatal por defender sus respectivas demarcaciones y atribuirse el mérito en la resolución de los casos. Se trata de una circunstancia que, como venimos advirtiendo desde hace años, dificulta el trabajo policial en España y pone en riesgo la seguridad del resto de los agentes y de la ciudadanía”, explican.

Un ejemplo claro de este problema ha sido la gestión del caso de la peregrina desaparecida en Astorga, “vendido a bombo y platillo por el Ministro del Interior tras ser detenido el pasado viernes el supuesto autor del crimen y llevar éste a los policías hasta el lugar donde se encontraba el cuerpo”. Sin embargo, la realidad demuestra que “una unificación del trabajo policial habría permitido una resolución mucho más rápida y evitar así el bochorno que supuso que el pasado agosto el senador estadounidense John McCain se dirigiera por escrito al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que considerase invitar al FBI para ayudar en la investigación, dada la falta de avances en la resolución del caso, cuatro meses después de la desaparición de la peregrina”.

El 27 de abril

Ya el día 27 de abril, poco más de veinte días después de perderse el rastro de Denise, “las gestiones realizadas por los guardias civiles permitieron llegar a la conclusión de que el máximo sospechoso de los hechos era el ahora detenido. Pues bien, cuando el Grupo Cinológico de la Guardia Civil de la XII Zona, especialista en salvamento y rescate, estaba rastreando con sus perros por las inmediaciones de la finca donde se encontraban los restos de la mujer, el Comisario de la Policía Nacional de Astorga, presente en la zona, preguntó al guía de perros la razón de su presencia en ese lugar, informándole de que se trataba de una demarcación de la Policía Nacional, y no de la Guardia Civil”.

El agente de la Guardia Civil, según la versión de AUGC, “le contestó que el perro no entendía de demarcaciones ni de límites, y que sólo se dedicaba a buscar”. “Finalmente, los guardias civiles tuvieron que retirarse de la zona para evitar mayor conflicto. Como consecuencia de esta circunstancia, al día siguiente la SIR, las patrullas y el Grupo Cinológico de la Guardia Civil modificaron el área de búsqueda, trasladándose veinte kilómetros más allá de Astorga, no porque hubiese sospechas, sino por tener que limitarse a buscar en demarcación de la Guardia Civil”.

“Este tipo de hechos no ocurrirían si hubiera coordinación e intercambio de información entre los cuerpos policiales. AUGC reclama desde hace tiempo la reestructuración del sistema policial español, que traería consigo un modelo policial acorde al siglo XXI, que consiste en la fusión de la Guardia Civil y Policía Nacional, creando un nuevo cuerpo más eficaz en el que la colaboración ya no sería un problema, ya que la ausencia de intercambio de información entre los cuerpos policiales puede ralentizar la detención de un delincuente peligroso, como ha sido el caso del supuesto autor de la muerte de  la peregrina estadounidense”, concluyen.

Fuente: ileon.com

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies