Tras la pista del jaguar El Jefe

El Jefe es el único jaguar conocido en estado salvaje. Mayke es la perra detectora que le sigue la pista.

El Jefe

Durante tres años, Chris Bugbee, del Conservation CATalyst, ha realizado un estudio sobre un jaguar llamado El Jefe, en un principio con el apoyo de la Universidad de Arizona y actualmente con el Centro para la Diversidad Biológica.

El Jefe es un jaguar de siete años y es el único ejemplar conocido que vive en estado salvaje en Estados Unidos. La mayoría de los miembros de su especie viven mucho más al sur, en México y otros países Latinoamericanos pero El Jefe ha pasado los últimos tres años en las Montañas de Santa Rita, al sur de Arizona. Los jaguars son animales muy difíciles de ver y sus territorios pueden ocupar cientos de millas cuadradas, por eso el éxito del estudio de El Jefe es muy importante. Pero El Jefe no es el único animal asociado a este estudio.

El otro es una hembra de Pastor Belga Malinois llamada Mayke, una perra de trabajo de detección. Ha sido entrenada para ladrar cuando encuentra heces de jaguar y es capaz de distinguir sus heces de las de otros grandes felinos. Mayke también está entrenada para encontrar heces de ocelote y otras especies de gatos salvajes.

Mayke procede de un programa alemán que ha criado muchos perros para el único propósito del trabajo de detección. Como sus compañeros de línea, tiene un gran sentido del olfato, resiste muy bien las altas temperaturas y tiene una gran capacidad de entrenamiento e inteligencia. Y aún así, su primera misión no fue una buena elección.

Esta perra fue originalmente destinada a la detección de explosivos pero no llevaba bien trabajar entre camiones o disparos. Aquello la estresaba hasta el punto de que no era capaz de realizar su trabajo. Sin embargo, su trabajo es sobresaliente cuando está en espacios abiertos, esos lugares remotos donde vive El Jefe y donde ambos, perro y jaguar, forman parte del estudio.

¿Y cómo se entrena a Mayke para detectar heces de El Jefe?

Las heces son el mayor recurso a la hora de estudiar a los mamíferos pero son difíciles de encontrar, especialmente cuando el animal en cuestión es un sólo jaguar que puede recorrer 30 millas al día.
Gracias a Mayke y a su entrenador, Chris Bugbee, ha sido posible trazar el área en la que se mueve El Jefe, se puede saber lo que come, conocer los lugares donde le gusta dormir durante el día y estudiar su DNA. Los científicos han podido colocar cámaras en lugares que suele visitar y han conseguido fotografiarle y grabarle. Y así se ha podido demostrar que El Jefe es un macho que habita en Arizona.

Y esto es importante porque las organizaciones son reacias a utilizar cualquier recurso para protegerle, refiriéndose a él como un “macho solitario errante”, como si únicamente se encontrara allí de visita temporal. Esta clasificación no tiene sentido ya que los machos de esta especie son siempre solitarios excepto durante el apareamiento y los cortos periodos de cría.

Los jaguares son nativos de Arizona. Machos y hembras vivían y se reproducían en la zona hasta que los furtivos les disparaban o les envenenaban, a principios de 1900. El interés que se centra ahora en el Jefe está ayudando a proteger 764.000 acres de un hábitat crítico en el sur de Arizona y hace más probable que los esfuerzos de recuperación consigan reestablecer una población de jaguar en la zona.

Precisamente esta zona está en riesgo de gran daño a la fauna, el agua y el atractivo paisaje por culpa de un proyecto de una mina de cobre. Hay muchas razones para rechazar este dañino proyecto y El Jefe es una de ellas. Por eso Mayke está cumpliendo un papel tan importante.

Fuente: Karen B. London,PHD
Traducción: ihc

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies