Tráfico de marfil en Kenia y perros detectores

Tráfico de marfil y perros detectores en Kenia

El tráfico de marfil en Kenia tiene ahora un enemigo: los perros detectores

Gracias al trabajo de perros entrenados en el Aeropuerto Internacional MainJomo Kenyatta, la semana pasada se han realizado cuatro decomisos de marfil.

Perros detectores de la Unidad Canina de Detección del Kenya Wildlife Service’s (KWS’s), entrenados por la African Wildife Foundation (AWF), llevaron a las autoridades al descubrimiento del marfil escondido en el equipaje que viajaba hacia China.

Tres de los arrestados estaban en ruta hacia Guangzhou, donde el año pasado el gobierno chino destruyó seis toneladas de marfil confiscado. Según la AWF, al menos dos de los viajeros habían llegado a Kenya desde Ghana y Mozambique.

Según el vicepresidente de especies protegidas de la AWF, estos cuatro decomisos deberían alertar a los contrabandistas que intentan sacar de África cualquier producto de animales salvajes. El objetivo es cero tolerancia contra el contrabando de vida animal.

Marfil-aeropuerto-Kenia-Foto AWF

La mayoría del marfil incautado ya ha sido transformado en collares, pulseras, anillos y otros ardornos y, en algunos casos, se meten en cajetillas de cigarrillos vacías. En estos decomisos también se encontró la piel de un impala.

Perros entrenados para detectar marfil

Tras dos meses de entrenamiento intensivo, siete rangers de la KWS y seis de la Tanzania’s Wildlfe Division se graduaron según el Programa Canino de Conservación de la AWF.

Su trabajo consiste en conseguir perros especialmente entrenados para detectar marfil en el equipaje, contenedores y vehículos de transporte. Los equipos caninos keniatas han realizado intervenciones en los aeropuertos de Nairobi y Mombasa y precisamente fue una de estas unidades la que detectó el marfil la pasada semana.

Y estos decomisos son una clara demostración de que los perros detectores son efectivos a la hora de localizar marfil de contrabando, aunque sea en cantidades muy pequeñas.

Marfil-aeropuerto-Kenia-Foto AWF

En Tanzania se ha enviado un equipo canino de detección al puerto de Dar es Salaam, uno de los primeros puntos de salida del marfil ilegal. Y otro equipo ha sido enviado al Aeropuerto Internacional Julius Nyerere.

Gran parte del marfil que sale de contrabando desde África termina en China o en Hong Kong, dos de los mayores mercados de marfil del mundo. Ambos gobiernos se han comprometido a prohibir el comercio de margil en sus países, algo que ayudará a acabar con este tráfico que está acabando con las poblaciones de elefantes en África.

Fotos: AWF

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies