Runa, la perra que encontró una granada sin detonar en Alcalá

Runa se encontraba con su guía dando un paseo rutinario fuera de las instalaciones militares donde trabajan, cuando encontró una granada sin detonargranada sin detonar

Runa es una perra labradora de 6 años que el pasado lunes se convirtió en la protagonista de una sorprendente historia, al encontrar una granada sin detonar en Alcalá de Henares.

Hace unos días, Runa y su guía, instructor de la Policía Militar y encargado de la Unidad Canina de la  Unidad de Servicios de la Base Primo de Rivera (BRIPAC), se encontraban dando su paseo rutinario fuera de las instalaciones militares, en una zona de parque próxima a las instalaciones militares.

De pronto, Runa pareció interesarse en algo en el suelo, se quedó parada y se sentó. Esa es la señalización entrenada para indicar que han encontrado un explosivo. Al ver la insistencia de Runa, se decidió llevar a la zona a otro perro de la misma unidad llamado Dojo. Este también señalizó en el mismo lugar, por lo que los militares decidieron dar aviso a la policía nacional y se procedió a acordonar la zona.

granada sin detonar

Era una granada sin detonar

Una vez personados los TEDAX, se realizó una pequeña excavación y se encontró una granada sin detonar. Según fuentes del propio Ayuntamiento de Alcalá, se trataba de una granada de mano de fabricación checa, que podría proceder de la Guerra Civil.

Los TEDAX determinaron que, dada la situación cercana a viviendas, era mejor retirarla a un lugar seguro para su explosión controlada.

Gracias a Runa se pudo evitar una masacre, ya que se trata de un parque con bancos, merendero y donde suele afluencia de gente y niños jugando.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies