Riley, un vigilante en el Museo de Bellas Artes

Riley es el nuevo fichaje del Museo de Bellas Artes de Boston. Su labor será fundamental para la conservación de las obras de arte

Museo de Bellas Artes
El Museo de Bellas Artes de Boston tiene un nuevo integrante en su equipo. Se llama Riley y no sabe nada de técnicas artísticas ni se formó en un prestigioso colegio. Tampoco será capaz de distinguir un Van Gogh de un Degas o un óleo sobre lienzo de un antiguo busto egipcio.

Pero posee algo muy especial: un sentido del olfato infalible, con el que ayudará a mantener las numerosas exposiciones del museo libres de algo que podría estropearlas. Su trabajo evitará que las magníficas obras se echen a perder.


Detectar insectos y plagas que deterioran las obras

Riley es un cachorro de Weimar que el Museo de Bellas Artes ha adquirido en un programa de voluntariado. Su labor será detectar insectos y otras plagas que podrían ocultarse en las colecciones actuales y en las que entran en la galería.

Le espera mucho trabajo a este pequeño detector pero sin duda va a ser de gran ayuda en esa prestigiosa institución. Y seguro que otros museos toman ejemplo. ¿Lo veremos en España?

Fuente: bostonglobe
Foto: Suzanne Kreiter

Tu opinión nos importa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies