Perros militares: sin miedo a los sonidos fuertes

alt="perros militares se preparan para el ruido del combate"
Los soldados pueden verse afectados por el combate. Lo mismo pasa con los perros militares

Para intentar minimizar el impacto se entrena a los perros militares para que se acostumbren a los disparos y estruendos de la batalla.

Uno de los ejercicios de su entrenamiento consiste en que los perros acompañen a sus guías durante los ejercicios de tiro. Forma parte de un programa diseñado para desensibilizarles gradualmente frente a los fuertes sonidos de un combate.

El guía canino militar debe procurar siempre que su perro esté a salvo y que no se asuste por nada, de forma que pueda desempeñar su trabajo sin arriesgar innecesariamente su vida. Si un perro se asustara por alguna razón, no podría realizar la tarea para la que fue entrenado. Esto ocurre con los perros militares, policiales, de rescate o con cualquier tipo de perro detector.

¿Se puede entrenar a un perro para que no se asuste de los sonidos fuertes?

La respuesta es sí. Y además es recomendable. No sólo los perros militares son capaces de ignorar un sonido fuerte a través de un entrenamiento.

Lo ideal sería que todos los perros, desde cachorros, tuvieran una aproximación adecuada a este tipo de situaciones para que en el futuro no tengan miedo de ellas.  Pero aunque ya hubieran desarrollado ese miedo, con ayuda de un profesional se podría trabajar para minimizar o erradicar el problema.

No se pueden eliminar los sonidos fuertes de nuestro entorno, es más fácil trabajar para solucionarlo. Y para los perros militares es obligatorio superar ese miedo, no hay opción.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies