Perros de rescate: búsqueda de personas

búsqueda de personasEl perro es la mejor herramienta para la búsqueda de personas sepultadas por derrumbes y deslizamientos del terreno o personas perdidas en grandes áreas. Su capacidad olfativa y sus aptitudes consiguen localizaciones en tiempo, profundidad y distancias sorprendentes.

Cuando el tiempo corre en contra, un perro detector puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Por eso, los equipos caninos se preparan con entrenamientos férreos, continuos, simulando situaciones lo más parecidas a la realidad, con el fin de que perros y guías estén capacitados para la búsqueda de personas vivas en cualquier situación.

Escombro
Aunque en el caso de escombro o avalancha de tierra o barro se trata de búsqueda de personas sepultadas, las diferencias en el entrenamiento son sustanciales.

La búsqueda en el escombro requiere que el perro sea capaz de moverse por un terreno complicado, de diferentes materiales, requerirá en ocasiones trabajar lejos de su guía y ser capaz de obedecer órdenes a distancia, además de acceder a lugares inaccesibles para los humanos. Su rapidez y su olfato logran éxitos increíbles, salvando la vida a personas que, sin su ayuda, habrían perecido en pocas horas.

Estos perros deberán enfrentarse a situaciones muy complejas, minimizando el trabajo de los equipos humanos y evitando riesgos innecesarios. Su rapidez y eficacia hacen de ellos un instrumento imprescindible.

búsqueda de personasAvalancha de tierra/barro
En el caso de deslizamientos del terreno la dificultad aumenta a medida que pasa el tiempo por la compactación del terreno y la disminución de la salida del olor humano al exterior, lo que convierte el trabajo del perro en una tarea ardua y complicada. En estos casos el tiempo es vital y las posibilidades de localizar personas con vida suelen ser muy escasas. Los equipos caninos trabajan en condiciones muy duras y en terrenos muy complicados que dificultan la movilidad de humanos y cánidos.

búsqueda de personasGrandes áreas/campo abierto
En cuanto a grandes áreas, la especialidad también requiere de una preparación especial para guías y  perros. El objetivo es encontrar una persona perdida y para ello hay que  tener conocimientos de técnicas de búsqueda además de orientación, cartografía, GPS…

En este tipo de búsquedas se utilizan dos tipos de perros: detectores de olor genérico, aquellos buscan cualquier olor humano y trabajan organizándose para cubrir zonas hasta dar con la persona en cuestión. Y perros de búsqueda por olor de referencia, también llamados perros de rastro. Estos perros necesitan recoger el olor de la persona y deben localizar y seguir el rastro que dejó hasta llegar a ella.

En cualquier caso, los perros son, sin lugar a dudas, la mejor herramienta para la localización de personas en cualquier situación.

Ver también: Perros de búsqueda en aludes

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: