Perro detector de drogas muere tras inhalar metanfetamina durante una investigación

tras inhalar metanfetaminaBarney, un perro detector de drogas del Departamento de Policía de Washington, ha fallecido tras ser hospitalizado por haber inhalado metanfetamina durante una de las mayores operaciones contra la droga en la región.

Este labrador de 11 años llevaba cinco años en el departamento y había sido asignado al agente Henry Betts, que fue quien le llevó al veterinario la pasada noche.

El perro inhaló por error una dosis de metanfetamina cuando olfateaba una zona de almacenaje del presunto narcotraficante.

Estos perros están entrenados para tocar la droga con la nariz y, en este caso, la sustancia no se encontraba dentro de ningún envoltorio, por lo que fue fácilmente inhalada por el animal al olfatearla.

La sobredosis provocó que Barney entrara en hipertermia, llegando a casi 47 grados de fiebre, lo que le provocó convulsiones. Pareció mejorar al final de la tarde, recuperando la consciencia y la sensibilidad, pero por desgracia falleció durante la noche.

Su guía, Betts, describió a Barney como un fenómeno y, de hecho, el animal hizo su trabajo, lo que llevó a la localización de 44 libras de metanfetamina en el almacén. Tres hombres han sido imputados por tráfico de drogas.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies