La Policía de Calvià sólo ha hecho 5 redadas antidroga con perro en los dos últimos años

La investigación destapa que el verano pasado no hubo ninguna incautación de sustancias
Se rastrean posibles ‘mordidas’ ante la escasa productividad de los agentes en la zona

Palma, 6 de Septiembre
A pesar de que una de las principales pruebas que han llevado a prisión al ex jefe de la Policía local de Calvià y dos de sus agentes es el vídeo de una redada con perro antinarcóticos -en el que los policías no han podido explicar de dónde proviene la droga que le colocan al perro y que luego no aparece en el atestado-, estas intervenciones no son tan habituales en Magaluf como se esperaría en una zona caliente en lo que a sustancias ilegales se refiere. Durante los dos últimos años los agentes municipales de Calvià, que cuentan con un perro antidroga y cuya labor es perseguir el control de estupefacientes, han realizado sólo cinco redadas en locales con el animal. Una cifra tan baja que ha alertado a los investigadores, conocedores de que Magaluf es un punto clave donde se mezclan drogas, a alcohol y sexo.

La Policía Local de Calvià cuenta con un perro antinarcóticos que según los expertos debe practicar ejercicios con asiduidad. Los agentes de la Unidad Canina disponen para ello con una caja fuerte que guarda muestras de heroína, cocaína… En cantidades medidas milimétricamente y autorizadas por un juez. Por ello, se espera que el animal, además de los ejercicios, sirva para la labor de control regular de los agentes en la lucha antidroga.

Una de las explicaciones aportadas por los agentes detenidos para justificar por qué habían escondido droga en el sofá de una discoteca de Punta Ballena, y al que llevan al perro para que la localice, fue que lo hacían para no frustrar al animal. Expertos en adiestramiento señalan que las actuaciones con perro deben acabar siempre con una incautación, aunque ésta tenga que ser mediante un señuelo, para premiar al animal y comprobar que la redada ha sido correcta.

Ahora bien, los agentes detenidos no sólo no explicaron de forma correcta en qué consistía su intervención en el vídeo, tampoco se pusieron de acuerdo en el origen de la droga que utilizan. Es más, se apunta a que no existiría el control esperado sobre la caja fuerte de estas muestras. Ante esta situación, los investigadores sospechan que la actuación que se ve en el vídeo se realizó para amedrentar a los empresarios.

De hecho, los delitos por los que están encarcelados son extorsión, amenazas, contra la salud pública, coacciones y incumplimiento de la obligación de perseguir delitos.

Las primeras pesquisas del caso no sólo han destapado que en los dos últimos años la cifra de redadas con perro ha sido mínima en la zona, sino que además el verano pasado, durante los tres meses de verano, la Policía local de Calvià no realizó ni una sola incautación de narcóticos. Una falta de productividad más que sospechosa para los investigadores, que se suma a a las denuncias por extorsión de empresarios de la zona la semana pasada, que presentaron el vídeo así como una batería de mails. Se investiga por ello si tras dicha relajación de sus funciones pueda existir el cobro de comisiones.

Además de apuntar a que algunos agentes habrían podido disfrutar de sexo gratis por hacer la vista gorda, se investiga si los policías pudieron cobrar ‘mordidas’ a través de empresas de familiares. Para un alto cargo policial se apunta a la gestoría de su mujer. Se sospecha que algunos policías gestionaban la contratación de personal de los empresarios supuestamente favorecidos e incluso redactaban alegaciones para ellos.

Una trama en la que no se descarta que haya algún alto cargo implicado más allá de la Policía.

Para su defensa, los tres policías encarcelados han contratado a los bufetes de abogados penalistas más conocidos de Palma. Así las cosas, ayer el abogado del ya ex jefe de la Policía de Calvià, José Antonio Navarro, pidió su puesta en libertad.

Mientras tanto, la jueza Carmen González, titular de Instrucción 12, y el fiscal anticorrupción Miguel Ángel Subirán han continuado esta semana interrogando a agentes y empresarios. Instrucción 12 centraliza las investigaciones de Calvià y Playa de Palma, zona en la que se apunta a una trama similar.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies