¿Por qué la nariz de tu perro sabe tanto?

Los perros son conocidos sobre su maravilloso sentido del olfato, pero ¿por qué la nariz de tu perro sabe tanto?

tu perro sabe

Como seguidor de PerrosdeBusqueda, a estas alturas ya tienes muy claro que el olfato del perro es una maravilla. Te hemos ido contando curiosidades y novedades sobre cómo funciona, los misterios de la trufa canina y todos los avances que van apareciendo. Pero siempre es interesante que se realicen nuevos estudios e incursiones en este campo. Este documento aporta información con imágenes espectaculares.

Te puede interesar:
La maravillosa nariz del perro, seis cosas que quizás no conocías
El olfateo y las emociones: lateralidad en el uso de las fosas nasales

Pero primero veamos algunas generalidades del sofisticado mundo de la nariz del perro:

¿En qué relación es más poderoso el olfato canino comparado con el humano?

Se estima que los perros tienen entre 10.000 y 100.000 veces más sensibilidad olfativa que los humanos. Tienen unas 15 veces más neuronas olfativas que envían señales sobre el olor al cerebro. Las neuronas de la nariz de un perro se extienden por una zona mucho mayor y más compleja, lo que les permite descifrar más fácilmente los compuestos químicos en el aire.

¿Por qué está húmeda la nariz del perro?

La nariz del perro segrega una mucosa que atrapa los olores en el aire y en el suelo. Cuando el perro se lame la nariz, la lengua lleva esos olores hacia la boca y le permite probar o ‘catar’ esos olores. Los perros transpiran y se enfrían a través del jadeo pero la mucosa de su nariz y el sudor de sus patas se enfría a través de la evaporación.

¿Por qué las fosas nasales de los perros tienen hendiduras laterales?

Los perros olfatean unas cinco veces por segundo. Las hendiduras laterales les permiten exhalar el aire para ventilar hacia los lados y hacia atrás. El aire que se mueve hacia la parte posterior del perro crea una región de baja presión de aire frente a él. El aire que está delante del perro rellena inmediatamente la región de baja presión. Esto permite que la nariz atraiga de forma activa los olores que están enfrente e impide que el aire exhalado contamine las nuevas muestras de aire.

Puedes leer este interesante artículo completo Aquí



Fuente: KQED Science

Si te ha gustado, compártelo. Como dijo el sabio: "El éxito reside en adquirir y compartir el conocimiento"

Nos gustaría saber tu opinión

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: