¿Es necesaria una formación veterinaria para ser guía canino?

Un guía canino debe contar con una formación exhaustiva en todos los campos relacionados con el perro, desde la base. Y también es importante que adquiera una formación veterinaria, a niveles básicos

formacion veterinaria

Antes de la especialización, todo guía canino debe tener una formación completa en todos los campos relacionados con los perros, desde la base. Psicología canina, sistemas de aprendizaje, técnicas de adiestramiento… todo es necesario para que el futuro guía conozca perfectamente al animal con el que va a trabajar. Pero solemos olvidar un aspecto muy importante: la formación veterinaria.

¿Por qué una formación veterinaria?

Es una cuestión de sentido común. Vamos a trabajar con un perro, un animal, un ser vivo con sus necesidades, fisiológicas y psicológicas. Conocer el aspecto mental es fundamental pero también lo es vigilar el aspecto fisiológico. ¿Cómo aprende mi perro? ¿Cómo puedo hacer para que mi perro haga esto o lo otro? ¿Cómo solucionar un determinado problema durante el entrenamiento? Serían preguntas relacionadas con la parte del entrenamiento. Y como guía hay que tener respuestas para todas ellas.

Pero hay que plantearse también aquellas relacionadas con su salud. ¿Qué hago si mi perro sufre un golpe de calor? ¿si se corta? ¿si se intoxica? O algo tan simple pero tan importante como ¿qué le pasa a mi perro? ¿por qué no trabaja bien hoy? Y es que, cuando un perro no trabaja bien, tendemos a buscar la solución al problema en la cuestión del entrenamiento, olvidando un aspecto fundamental: su salud. El perro podría encontrarse mal, tener algún dolor… Y como no se quejan, a veces ni nos damos cuenta. No son máquinas y su estado físico y mental se refleja también en su trabajo, más de lo que muchas veces creemos.

formacion veterinaria

Además de todo esto, hay una necesidad real, que se da en cada entrenamiento y en cada intervención. Debemos estar preparados por si surgiera cualquier urgencia. Son perros de trabajo y, como tales, van a desempeñar una actividad, unas veces más peligrosa que otras pero siempre a un alto nivel de exigencia, lo que puede llevar a accidentes. Y no siempre vamos a disponer de un veterinario o de una clínica veterinaria cerca, ni durante los entrenamientos, ni durante una intervención.

Si eres guía de perros de rescate, ni lo dudes: fórmate

Todo esto se multiplica en el caso de la búsqueda de personas con perros o, lo que solemos llamar, perros de rescate. Esta es quizás la especialidad que más conocimientos exija a su guía en este aspecto, por las condiciones en las que van a trabajar. Nunca se realiza en entornos controlados, ni los entrenamientos ni las intervenciones. Si buscamos a personas perdidas suele ser en entornos naturales , lejos de cualquier punto veterinario. Lo mismo en caso de catástrofe, cuando las condiciones del lugar al que acudimos están bajo mínimos y no disponemos de servicios veterinarios a los que acudir.

Si bien todo grupo operativo que vaya a participar en labores de búsqueda de personas debería contar con un cuadro logístico completo, incluido un médico y, si es posible un veterinario, no siempre se cuenta con ello. Por eso los guías deben estar preparados para intentar solucionar una urgencia veterinaria cuando se presente. Es lo menos que podemos hacer por nuestro perro de trabajo y compañero.

formacion veterinaria

Formación como guía y quizás una salida laboral

A no ser que se trabaje como guía canino profesional,  por regla general el guía canino no dispone de una remuneración por su trabajo, ya sea porque lo ejerce como voluntario o como hobby (deportivo).

Ya hemos visto que disponer de una formación adecuada es muy importante pero ¿y si además de enfocarlo a nuestra actividad como guía completamos esa formación y accedemos a una posible salida laboral? El beneficio sería doble y nuestra formación como guía siempre se vería beneficiada.

Existen numerosas opciones en el mercado para ampliar tu formación. Nuestro consejo es que selecciones bien dónde formarte, que pidas recomendación previa y cuidado con los vende humos y oficialidades que no son reales. Por desgracia, hay mucho de eso en este mundo del perro.

Así que ya sabes: ya sea para aumentar tu preparación como guía canino, ofrecer un servicio extra a tu grupo/unidad y además, añadir una salida laboral a tu curriculum, ¡fórmate bien!

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: