Los chalecos antibalas para perros tienen pros y contras

Los chalecos antibalas no siempre son la mejor opción para un perro policía

chalecos antibalas

¿Por qué los perros no llevan también chalecos antibalas? Es muy común escuchar y leer esta reclamación para los perros que trabajan en situaciones de riesgo. El año pasado esta demanda se hizo mucho más extendida tras la muerte de Diesel, el perro de la RAID que murió durante el asalto contra un apartamento en Saint-Denis.

Es frecuente ver a los agentes de policía o militares utilizando medidas de protección. Detección de explosivos, minas, intervención son actividades en las que el riesgo para el guía y para el perro es evidente. Pero nunca o casi nunca se ve que los perros dispongan de estas medidas de protección, como el chaleco antibalas.

chalecos anti-balas

El calor y la movilidad, dos grandes desventajas

Una razón muy simple es el calor. Un perro de trabajo puede sufrir un sobrecalentamiento llevando un chaleco encima. Si el perro debe llevar el chaleco durante mucho tiempo y la temperatura exterior es elevada, podría tener problemas, incluso habría peligro de golpe de calor.

Otra desventaja es que el chaleco reduce la movilidad del perro. El animal no puede moverse ni reaccionar igual cuando lleva un chaleco antibalas. También podrían quedar enganchados, lo que les inmovilizaría, aumentando el riesgo para el animal en lugar de reducirlo.

En cualquier caso, el chaleco sigue ofreciendo grandes ventajas para la seguridad del perro. Lo que ahora habría que intentar en el futuro es crear chalecos más ligeros y seguros para que se minimicen estas desventajas.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies