Los riesgos de los seminarios de detección de sustancias

Se están realizando seminarios de detección de sustancias en los que da una información que podría llegar a ciertos colectivos “especialmente” interesados en ella. ¡Cuidado!
seminarios de detección
Por Jaime Alonso Borde | PerrosdeBusqueda

 

Un compañero, hace unos días me envía, por si fuera de mi interés o de algún otro amigo, un evento de un seminario de detección dirigido a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y al que puede asistir personal ajeno a estos colectivos. Evento impartido por un miembro de un equipo de canino de uno de estos cuerpos. Desgraciadamente este tipo de eventos es bastante más frecuente de lo que debería. Intentaré explicarme por qué lo califico así, sin ganarme demasiados enemigos.

No se trata de que los seminarios de detección de “sustancias olorosas” no sean impartidos por miembros de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, ni mucho menos, tienen mucho que en enseñarnos. Ellos trabajan con los perros detectores todos los días, conocen las capacidades, distintas técnicas para poder introducir de maneras eficaces los distintos olores y asociaciones, como evitar las distracciones, generalizaciones y discriminaciones, cuándo y cómo hacer que las búsquedas sean más eficaces y un largo etcétera. Se trata de que si está dirigido a este colectivo, existen ciertas cosas que no deberían trascender al personal que sea externo.

Una vez, un profesor que tuve, ante una duda que le planteamos, nos comentó y con toda la razón del mundo, que los mayores enemigos, muchas veces somos nosotros mismos delatando técnicas y maneras de trabajar que no deberían trascender a la gente en general, por poder perder entonces su eficacia. Razón no le faltaba.

Hoy día, las amenazas y “los malos” evolucionan mucho más rápido que el resto. Nos encontramos con lo que llamamos terrorismo yihadista, la famosa “guerra asimétrica” que está en continua evolución. Para cuando aprendemos a evitar ciertas acciones, ya han cambiado las técnicas y vuelven a sorprendernos, por lo que resulta muy difícil poder prever estos ataques. Para ello, entre otras cosas, usamos perros detectores de explosivos. ¿Nos podríamos imaginar qué ocurriría si las técnicas, sus puntos fuertes y debilidades trascendieran a esta gente? ¿Podríamos imaginar si consiguieran engañar a los perros detectores de explosivos, cuáles serían las consecuencias? Simplemente, estaríamos totalmente desprotegidos.

Algo parecido ocurre con la detección de “sustancias olorosas”. Está en auge la detección deportiva como deporte para practicar con nuestros perros. Deporte altamente gratificante para perros y dueños, del que además, a falta de una, en España tenemos dos ligas. Y deporte que cada día cuenta con más adeptos (cosa que particularmente me alegra). Pero estoy encontrándome prácticamente cada semana anuncios sobre seminarios de detección impartidos por miembros de tal y cual cuerpo policial. Si dicho seminario se dedicara única y exclusivamente a la detección deportiva y orientado a este deporte sería genial. Además, impartido por un buen profesional, tendríamos el fin de semana perfecto.

El problema está cuando dicho seminario está orientado a  personal un poco más delicado (delicado por su actividad profesional únicamente) y se permite la asistencia  a público en general. Aprender y pasar un buen fin de semana, seguro que sí pero la información que se puede obtener en él podría llegar a ciertos colectivos “especialmente” interesados en ella, como por ejemplo, intentar “engañar” el olfato de los perros detectores de estupefacientes.

Personalmente soy partidario de que la información y la formación deben estar al alcance de cualquiera que se interese en ella pero deben existir ciertos límites cuando la seguridad de las personas está en juego. No creo que resulte conveniente que “los malos” cuenten con toda esta información. Miembros de una unidad canina me comentaron hace algún tiempo que habían tenido que cambiar toda su metodología de trabajo porque los traficantes de drogas ya les habían conseguido engañar con métodos de ocultación novedosos. Bastante ventaja nos sacan ya como para enseñares encima las pocas cartas con la que contamos.

Por el contrario, también es de justicia decir que existen numerosos seminarios de gran calidad que se centran únicamente en la práctica de este deporte tan divertido que es la detección deportiva, independientemente de la profesión del docente o ponente y que se ajustan a lo estrictamente deportivo.

Tu opinión nos importa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies