Odorología forense, científicamente validada

La Odorología forense se utiliza en muchos países pero aún encuentra reticencias a la hora de ser admitida como prueba. Un estudio trata de demostrar que, con un riguroso protocolo y un férreo entrenamiento, la técnica es efectiva

Odorología forense, científicamente validada

La odorología, o ciencia de los olores, es un método para identificar olores humanos. Está basado en el hecho de que cada persona tiene su propio olor y en el portentoso sentido del olfato canino.Se utiliza en investigaciones policiales para establecer que un individuo ha estado presente en la escena de un crimen.

La técnica de odorología forense consiste en utilizar perros especialmente entrenados para comparar un olor humano recogido de un objeto encontrado en la escena de un crimen, con el de varias personas, incluyendo al sospechoso o a la víctima.

Dado que los resultados de estas pruebas son de crítica importancia para los investigadores, necesitan obtenerse a través de métodos viables y reproducibles.

A pesar de su eficacia en procesos judiciales, no existe una norma internacional que regule estos entrenamientos y su inclusión en investigaciones policiales. El sistema tampoco está avalado de manera sistemática por la comunidad forense, de ahí que en ocasiones haya cierta reticencia a la hora de tratar estas evidencias obtenidas a través del olfato del perro como pruebas válidas.

Odorología forense, científicamente validada

Procedimientos rigurosos y un férreo entrenamiento: clave del éxito

Científicos del Centro de Investigaciones Neurocientíficas de Lyon han conseguido demostrar con éxito la viabilidad de las técnicas utilizadas, a través del análisis de los resultados obtenidos desde 2003 sobre el trabajo de los perros en tareas de identificación, en la División de la Policía Técnica y Cientifica de Ecully (DTSP).

Los resultados muestran que, al finalizar un estricto programa de entrenamiento de 24 meses, los perros son capaces de reconocer el olor de un individuo en el 80-90% de los casos sin confundirlo nunca con el de otra persona. Estos resultados, publicados el 10 de febrero de 2016 en la revista científica Plos One, validan los procedimientos actualmente en curso y deberían convencer a la comunidad internacional de que este sistema de trabajo es confiable.

Estudio original: Rigorous Training of Dogs Leads to High Accuracy in Human Scent Matching-To-Sample Performance. PLOS ONE, 2016; 11 (2): e0146963 DOI: 10.1371/journal.pone.0146963

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: