La jubilación de Kaled, un perro policía

Kaled trabajó durante 9 años en la Policía nacional colombiana como perro detector de explosivos

KaledKaled es un labrador chocolate que ha trabajado como perro detector de explosivos en la Policía nacional de Colombia. Ahora, nueve años después, llega el momento de su merecida jubilación.

Kaled nació y se crió con una familia que le llamó Odín. Cuando iba a cumplir un año, fue donado a la Policía Nacional y allí le pusieron el nombre de Kaled. El perro enseguida mostró una capacidad especial para la búsqueda, por lo que ingresó en la especialidad de explosivos.

Kaled trabajó por todo el territorio nacional, formó parte de la seguridad de vicepresidentes, en la Presidencia de la República, en el Congreso y finalmente pasó tres años en la Dirección de Protección y Servicios especiales de la Policía Nacional, en Puente Aranda.

Una emotiva ceremonia

Hoy Kaled recorría de nuevo las oficinas de la Dirección donde se despidió de los agentes que lo vieron crecer. Después, en una ceremonia en su honor, recibió la medalla al valor, una placa de reconocimiento y un bono para un spa canino.

Su guía, el subintendente Pedro Alexis Suárez, se mostró muy emocionado cuando subió a hablar de su compañero canino. Suárez agradecía a Kaled su trabajo y dedicación en momentos muy complicados y prometió cuidarle hasta el fin de sus días.

El homenaje concluyó con un pasillo de honor en el que los agentes humanos y caninos, antiguos compañeros de Kaled, le despidieron entre aplausos.

Kaled ahora comienza su nueva vida al lado de su guía y compañero humano.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies