Tragedia del hotel Rigopiano: la labor de los perros

Los perros han sido fundamentales a la hora de localizar a los supervivientes en el hotel Rigopiano tras ser sepultado por una avalanchahotel Rigopiano

Los perros  que trabajaron en el hotel Rigopiano (Italia) han formado parte de los héroes que han llevado a cabo a la localización y rescate de las personas atrapadas en el albergue tras la avalancha del pasado miércoles.

Las unidades caninas son indispensables para apoyar el trabajo de los rescatistas porque los perros son capaces de detectar la presencia humana aún estando bajo metros de nieve.

Los perros en el hotel Rigopiano

En Farindola, el municipio donde se encuentra el hotel Rigopiano, han trabajado ocho unidades caninas. 4 llegaron del Lazio, 3 de la Toscana y 1 de Lombardía. Zoe, Fly, Fiz, Belle y sus compañeros entraron en acción a las 9 de la tarde del jueves y estuvieron trabajando mucho tiempo en la zona antes de localizar el olor de los cuerpos humanos. Una tarea clave para los equipos de rescate.

hotel RigopianoFabrizio Cuneaz, director de la unidad del CNSAS, Cuerpo Nacional de Socorro Alpino y Espeleológico, explicaba que sin los perros no se podría haber conseguido buena parte de las operaciones de rescate.

“Los perros, al localizar el olor y no entrar en contacto con la persona, ladraban y escarbaban. Y cuanto más escarbaban, más fuerte salía el olor y mas cerca estaba la recompensa. No escuchan, no ven, se concentran sobre todo en el olfato”, explicaba Cuneaz.

Un trabajo complicado

Cuando se dió el aviso, se estimaba que había unas 30 personas dentro del hotel. Al parecer, la avalancha tenía un frente de 300 metros y había golpeado gran parte de la estructura, por lo que los trabajos eran aún más delicados. Y había acumulaciones de nieve que llegan a los cinco metros de altura.

Los equipos caninos llevaron a los socorristas rápidamente hasta los dos primeros hombres que se encontraron con vida en los primeros momentos de las labores de rescate, cuando los equipos llegaron al frente de la avalancha.

hotel Rigopiano

Después, se hizo muy difícil continuar avanzando, incluso para los perros, por la cantidad de nieve y las estructuras que había en la zona. Por la tarde llegaba la primera noticia desesperanzadora porque los perros de uno de los grupos caninos no habían olfateado nada. Los equipos de rescate comenzaron a perder la esperanza de encontrar supervivientes. Sin embargo, los equipos caninos fueron determinantes cuando se realizaron los sondeos por parte de los rescatistas.

Los equipos de socorro alpino utilizan un sistena de detección que funciona sólo si la persona cubierta por la avalancha lo enciende. También se utilizan geófonos que captan las ondas si hay movimiento o sonido. Pero cuando sólo hay silencio, los perros son los únicos que pueden detectar el olor y señalizar un cuerpo humano, como ha ocurrido en el hotel Rigopiano.

Fuente: giornalettismo.com | Cnsas-Corpo Nazionale Soccorso Alpino e Speleologico
Fotos: Cnsas
Vídeo: Ultime Notizie

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Tu opinión nos importa

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies