El clicker en el juego de la detección

Un análisis del clicker en el juego de la detección. Una herramienta que puede ser muy útil para el entrenamiento de perros detectores

Por Jaime Alonso Borde | PerrosdeBusqueda©

Siempre he sido muy reacio al empleo del clicker, no por no creer en sus beneficios que son muchos, ni por dudar de su efectividad, sino que siempre me he escudado en que no soy constante con mi perro, por razones de trabajo, etc., y por tanto no puedo emplear esta técnica con él cuando “jugamos a buscar”, trabajamos obediencia o en el día a día. Gran error. ¡Excusas!

Es una herramienta que todos los que nos relacionamos con perros deberíamos utilizar, al menos, en determinadas ocasiones. Y nos servirá en muchas disciplinas, no solo en detección.

¿Pero que es el clicker?

No es más que un pequeño utensilio con una chapita que cuando lo aprietas, emite un sonido metálico, y al soltarlo otro (click-clack). Los más mayores, nos acordamos de las “ranas”, que así se llamaban por aquel entonces. Hoy en día hay infinidad de modelos pero todos igual de sencillos (click-clack).

Después de realizar unas tres series de aproximadamente 20 repeticiones durante tres o cuatro días, el perro ya debería tener asociado que después del click–clack llega un premio. ¿Y como sabemos eso? No tenemos más que hacer la prueba cuando el perro esté distraido. Si hacemos sonar el clicker, se acercará a nuestro lado a recibir su premio. En ese momento ya sabemos que está “cargado”.  A partir de ahora, cuando el perro realice una acción que nosotros busquemos,  sonará el clicker  y esto le indicará que tiene a su disposición su premio.

Entonces, ¿que diferencias tiene con las ordenes de voz?

En nuestro día a día a nuestros compañeros le estamos hablando continuamente y lo hacemos también a su alrededor, por lo que nuestra voz muchas veces se convierte en ruido. En cambio, el clicker es un sonido único que no existe en el día a día. No le afecta el tono de voz, ni la manera de decirlo, ni siquiera nuestra estado de ánimo. Siempre es el mismo.

Además, se trata de una herramienta que nos permite capturar el momento exacto que queremos premiar, por muy pequeño que sea. Un movimiento de una pata, el giro de la cabeza, dirigir la mirada al guía… Nos permite premiar al perro o trasmitirle que esa acción es la que queremos, a cierta distancia. Al sonar el click es como si le dijéramos: Bien hecho, tengo tu premio, ¡ven a por él!  Es como si fuera una flecha directa al cerebro del perro. Hace que el animal piense para conseguir el click-clack que le facilitará el premio. Que intente recordar que fue lo que hizo anteriormente para que apareciera el sonido. Esto facilita que lo que aprenda, permanezca por más tiempo en su memoria y los aprendizajes se graben con más fuerza. Además, como se trata de un aprendizaje basado únicamente en refuerzos positivos, lo peor que puede ocurrir es que no suene. No recibirá una corrección, ni un gesto, ni una voz, nada, simplemente si no es lo que queremos, no sonará.

clicker en el juego de la detección¿Y como podemos aplicarlo en detección?

Puede ser una herramienta muy útil en la asociación del olor y en los ejercicios de focalización. El sonido click-clack es el que le ayudará a asociar el olor que queremos que nos alerte, como siempre, mediante repeticiones. Es decir, cuando se acerque a ese olor en concreto sonará el clicker y recibirá su premio.  Lo mismo en los ejercicios de focalización, le servirá para liberarle del marcaje e indicarle que lo ha hecho bien. Hasta que no suene el clicker, deberá permanecer quieto, con la trufa en dirección al foco de olor. Poco a poco iremos aumentando este tiempo de focalización de manera gradual y finalizara con ¡click-clack!

Como casi todos los ejercicios que realicemos con nuestro perro, nos van a ayudar a fortalecer el vínculo que tenemos con él. Serán nuevos juegos para ambos. Cuando el perro entra en una rutina de aprendizaje, cada vez le costará menos y estará más dispuesto a seguir aprendiendo con nosotros.

¿Y cuál es el límite?  Tan sencillo como el que los dos queramos…


Deja tu comentario (debe ser aprobado para que aparezca)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies