Hallan restos óseos en los montes de A Veiga (Ourense)

Fue un perro especialista de la Guardia Civil el que encontró los restos

Orense, 21 de junio (Europa Press)

Un perro especialista de la Guardia Civil ha encontrado en los montes de A Veiga (Ourense) restos óseos cerca del lugar donde fue hallado el vehículo del holandés desaparecido a principios de 2010, cuya búsqueda centró varias operaciones policiales y de voluntarios por montes y embalses de la comarca de Valdeorras.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado los primeros resultados de la investigación en los montes de Lamalonga, en el lugar conocido como As Touzas de Azureira, donde fue hallado el vehículo del holandés Martín Verfondern, en medio de un pinar y lejos de la pista de acceso.

Las mismas fuentes han indicado que un equipo de tres investigadores y un perro encontraron, a lo largo del viernes, trozos de cráneo y otros huesos enterrados en un radio de 500 metros alrededor del vehículo, parcialmente quemado, junto con un ordenador portátil, la carcasa de un teléfono móvil y efectos personales del desaparecido. Todo ello hace que cobre fuerza la hipótesis del homicidio, según las fuentes consultadas por Europa Press.

Desde que se dio la alerta por la desaparición de Verfondern en enero de 2010, la Guardia Civil lo buscó en varias ocasiones, una de ellas siguiendo hipótesis del posible accidente de tráfico con caída al embalse de Prada, donde se utilizaron medios de detección como un sonar o cámara termométricas, sin resultado, en marzo de 2014.

Pero un vuelo rutinario de los agentes policiales por la zona descubrió hace tres días la presencia de un vehículo en medio de un pinar, que inspeccionado por tierra resultó ser el Chevrolet todoterreno del holandés desaparecido.

ESPECIALISTAS EN VER
Tras el hallazgo del vehículo, un equipo de tres especialistas en inspección ocular y ADN se desplazó hasta las Touzas de Azureira, y un día después se les sumó un perro especialista en rastreo.

El resultado es, según fuentes de la investigación, la recogida de muestras en el interior y exterior del vehículo, su retirada del lugar para dejarlo en el depósito municipal de O Barco de Valdeorras, y el hallazgo de los restos óseos y efectos personales que serán analizados en un laboratorio de Madrid. Los restos óseos hallados serán levantados del lugar el sábado por la mañana.

El dispositivo policial pasó desapercibido para los vecinos de A Veiga durante el primer día, pues el pinar en el que se descubrió el vehículo está alejado del núcleo poblado de Lamalonga y los agentes que lo acordonaron y custodian, impidieron el acercamiento incluso de la viuda del desaparecido, que fue avisada el miércoles por la mañana del hallazgo, según fuentes consultadas por Europa Press.

El desaparecido era vecino de Santoalla (Petín) y según confirmó a Europa Press el alcalde, Miguel Bautista, había presentado y fue blanco de denuncias de otros vecinos de su aldea, que estaba prácticamente despoblada.

Si te ha gustado, ¡puedes compartirlo!

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y nuestra Política de Privacidad. Haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies