Drogar a los perros policía para que busquen droga… la leyenda urbana

La famosa leyenda urbana de que a los perros policía se les droga para que busquen droga porque tienen “mono” cae por su propio peso cuando vemos perros de otras especialidades que detectan sustancias como explosivos, cáncer, glucosa…

leyenda urbanaUn poco de conocimiento y otro poco de sentido común, dejan sin sentido una idea tan absurda. Pero incomprensiblemente, aún hay quien lo sigue preguntando. Nuestro amigo Juan Luis, desde Etología Canina, nos ofrece la información con la que desmontar de un plumazo esta leyenda urbana:

No drogamos a los perros policía

Hace tiempo que dejó de sorprenderme que me preguntaran, siempre con media sonrisita, en plan “venga, puedes confesarme el secreto“, si para entrenar a un perro de búsqueda de droga se le da droga. Supongo que la gente asume que el perro busca la sustancia para quedársela. Así que hoy voy a explicar cómo funciona el tema, para que todo el mundo pueda tener claro que NO se le da ninguna droga al perro.

Primero, una pregunta bien fácil. ¿Conoces a alguien que se drogue? ¿O los has visto en la television? Si es así, creo que estarás de acuerdo en que los toxicómanos no parecen los trabajadores más adecuados para darles una tarea de confianza relacionada con la búsqueda de la sustancia a la que son adictos. Además, los perros son entrenados para buscar una amplia variedad de sustancia estupefacientes ¿De verdad crees que si el perro fuera drogadicto iba a hacer bien su trabajo? ¿Cuál de todas las drogas habría que darle? Y añado, ¿Cómo entrenamos a los perros detectores de explosivos? ¿Y a los de rescate que buscan víctimas humanas? ¿Y a los de venenos? Porque nadie me pregunta si les damos dinamita para comer, veneno, o carne humana. Pero lo de la droga ha calado hondo.

leyenda urbana

El mordedor es una de las recompensas que más se utilizan (Foto: PerrosdeBusqueda)

El perro trabaja para obtener una recompensa, que no es otra que el juego. En primer lugar se seleccionan perros con una importante pulsión de caza, que disfrutan mucho con la búsqueda. Y luego se potencia ese instinto. Luego se averigua qué es lo que más le gusta, entre sus juguetes siempre hay uno que es su favorito. A algunos les gustan las pelotas, a otros las cuerdas con nudos, a otros los mordedores. Así que una vez localizado su premio favorito, se le enseña que cuando encuentre lo que queremos que encuentre, podrá jugar con su juguete preferido.

Y para la asociación de los olores, se usa el mismo sistema para todos, drogas, explosivos, etc. Teniendo además mucho cuidado de que el animal no entre nunca en contacto físico con la sustancia, ni la inhale, porque es tóxica para él.

En fin, que para el perro no es más que un juego y espero que haya quedado claro que NUNCA se le deja al perro entrar en contacto con la sustancia que busca, de hecho, la busca porque asocia que si la encuentra jugará, la sustancia en sí (droga, explosivos, billetes, venenos o incluso personas), le da igual. Lo único que quiere, es jugar. Tengo la suerte de haber estado presente en muchas prácticas con los guías caninos del Cuerpo Nacional de Policía, y puedo hablar de su profesionalidad y el buen trato que dan a los perros de la Unidad.

Fuente original: https://etologiacanina.wordpress.com/2017/02/22/no-drogamos-a-los-perros-policia/

Deja tu comentario (debe ser aprobado para que aparezca)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies